Hogarmania.com

Huerta

Cómo cultivar aguacates en casa (paso a paso)


Cultivar aguacates en casa a partir del hueso es un proceso muy sencillo. Quizás no todos los árboles den a continuación un fruto, pero se trata de un árbol muy decorativo. Os mostramos el paso a paso que debéis tener en cuenta.

Además, os damos unos consejos clave para el mantenimiento futuro de vuestra planta de aguacate. ¡Tomad nota!

Para cultivar un árbol de aguacate en casa sólo necesitamos habernos comido un aguacate antes. A partir del hueso, y con ayuda de unos palillos, podremos hacer crecer un pequeño árbol que, quién sabe, pueda proveernos de frutos en un futuro.

A continuación veremos cómo hacerlo paso a paso.

Paso a paso para cultivar un aguacate en casa

Paso 1

Una vez tenemos el fruto del aguacate, sacamos el hueso de su interior. Después lo lavamos bien y le colocamos tres o cuatro palillos en cruz, como se muestra en la imagen, para que al colocarlo en el vaso no se sumerja completamente.

Cómo cultivar aguacates en casa - paso 1

Paso 2

Colocamos el aguacate en el vaso lleno de agua, lo colocamos en un sitio con luz y lo dejamos allí hasta que crezca la raíz. Este proceso puede variar, entre tres y cuatro semanas, dependiendo de diversos factores como la temperatura o la luz.

Cómo cultivar aguacates en casa - paso 2

No te preocupes si no tiene el tallo tan desarrollado o no le han salido hojas, lo importante es que la raíz alcance los 10 centímetros.

Paso 3

Cuando la raíz tenga unos 10 centímetros de longitud, quitamos los palillos, la sacamos del agua y la trasplantamos en una maceta con sustrato universal. En un mes veremos cómo florecen las primeras hojas.

Trasplante del hueso del aguacate a maceta

Cuidados del aguacate

El aguacate se puede trasplantar a la tierra a principios de primavera en un suelo fértil y con un acolchado de madera.

Requiere bastante agua en el riego, que realizaremos cuando veamos que la capa superficial del sustrato está seca.

Además, se puede añadir un fertilizante ecológico una vez al mes para favorecer su crecimiento.

La fructificación del aguacate suele tardar de cinco a seis años, y siempre que tengamos un aguacate hembra y un aguacate macho, pero después nos dará cada año más aguacates.