Hogarmania.com

Huerta

Cómo cultivar espinacas en maceta


Cultivar espinacas en maceta apenas te llevará espacio y podrás disfrutar de estas hojas frescas durante todo el año. A continuación, te explicamos el paso a paso. ¡Toma nota!

Características generales

  • Nombre común: espinacas
  • Nombre científico: Spinacia oleracea
  • Orientación: a pleno sol
  • Temperatura: realmente resistente
  • Cosecha: todo el año
  • Tamaño de recipiente: 30 centímetros
  • Sustrato: universal

Plantación de las espinacas

Es difícil defender el atractivo visual de las espinacas, planta anual que, aunque sea nutritiva, también es verde y poco atractiva, sobre todo para los más pequeños.

Cuando están tiernas, las hojas de las espinacas quedan deliciosas en ensaladas y, las maduras, se pueden rehogar. Además, si recolectamos con frecuencia las espinacas, estimularemos la aparición de nuevos brotes.

Planta las semillas de espinacas a 2,5 centímetros de profundidad en macetas de sustrato universal.

Reorganiza los almácigos cuando su tamaño permita manipularlos dejando un espacio de siete centímetros entre plantas y eliminado los sobrantes.

Mantén las macetas bien regadas, especialmente en primavera, pues se espigarán si pasan sed. Si el crecimiento es lento, abónalas con un fertilizante rico en nitrógeno.

Cuidado de las espinacas

Las espinacas pueden sembrarse en cualquier momento del año y dan hojas en distintas épocas.

Para recolectarlas en invierno, siémbralas de principios de primavera a principios de verana. Las plantas que crezcan en invierno necesitarán protección de las inclemencias con campanas o fibra de lana. Recoléctalas tomando las hojas de la parte externa de la planta.

Variedades de las espinacas

La espinaca perpetua u hoja de remolacha es un buen cultivo de otoño e invieno de hojas tiernas y sabrosas. La planta dura hasta dos años si se recolecta con regularidad.

Espinaca de Nueva Zelanda, no es una espinaca, pero se recolecta y se usa igual. Mata arbustiva que se puede recolectar hasta las primeras heladas.

Galaxy, de hojas verdes lustrosas y mejor sabor que las de las bolsas de los supermercados. Si quieres brotes muy tiernos, no arranques ningún almácigo.

Medania, tiene un sabor suave, dulzón. Producirá sus suculentas hojas mientras la mantengas bien regada. Y además, resiste bien al mildiu.