Plantas

Las grevilleas: variedades y plantación

Las grevilleas son unos arbustos de origen Australiano que florecen en invierno con unas flores muy características y decorativas. Descubre las distintas variedades para darle un poco de color al jardín en invierno.

Autor: Bricomanía

Dentro del grupo de las gravilleas podemos encontrar distintas variedades de estas plantas. Por un lado tenemos las grevilleas gracilis alba y por otro lado la grevillea lanigera. La grevillea lanigera es un arbusto de crecimiento medio, alcanzando el metro de altura cuando llega a su estado maduro. También puede tener un crecimiento rastrero, en forma horizontal, sirviendo como planta cubresuelos. Las hojas de la gravillea lanigera son más pequeñas y compactas que las de otras grevilleas, como la gracilis.

La grevillea gracilis alba alcanza el metro y medio y hasta los dos metros de altura. Es un arbusto bastante vaporoso con un porte erguido y una hoja persistente. Estos arbustos tienen la floración durante todo el invierno y primavera. Una de las características más llamativas de las grevilleas son sus flores. Tienen el pistilo completamente envuelto y a medida que la flor va madurando el pistilo se va alargando, llegando a quedar de forma erguida. Las grevilleas son arbustos bastante persistentes a las temperaturas bajas, pero no aguantan heladas por debajo de los 5 grados bajo cero. Por ello, se puede decir que las grevilleas son unas plantas más bien de carácter mediterráneo.

Si queremos plantar las grevilleas tenemos varias opciones: podemos hacerlo en el jardín o hacerlo en un contenedor. Para la plantación tendremos que utilizar sustrato universal y también habrá que abonar el arbusto. Además si hacemos una composición con grevilleas podremos realizarla utilizando las dos variedades del arbusto, colocando en la parte trasera la gracilis y en la parte delantera la gravillea lanigera.

Además