Postres

Receta de Pastel vasco tradicional

Ingredientes (6 personas):
  • 1 huevo
  • mantequilla para untar el molde
  • azúcar glas
  • Para la crema pastelera:
  • 1/2 l de leche
  • 1 huevo
  • 3 yemas
  • 75 gr de azúcar
  • 30 gr de harina de maíz refinada
  • 1 rama de canela
  • Para la pasta quebrada (para 3 tartas):
  • 500 gr de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 300 gr de mantequilla
  • 300 gr de azúcar
  • 3 huevos 
  • 1 yema
Elaboración de la receta de Pastel vasco tradicional:

Pon el horno a calentar.

Para hacer la crema pastelera, pon a calentar en una cazuela la leche (reserva un poco) y una rama de canela.

Pon la harina de maíz refinada con el azúcar en un cuenco. Vierte la leche reservada anteriormente y remueve bien. Añade las 3 yemas y el huevo entero y mezcla. Agrega un poco de la leche caliente de la cazuela, remueve y vierte todo nuevamente a la cazuela. Mantén al fuego sin dejar de remover hasta que espese. Reserva.

Para hacer la pasta quebrada, pon los huevos, la yema y el azúcar en un cuenco grande. Bate bien con una batidora eléctrica de varillas. Añade la mantequilla a punto de pomada sin dejar de batir. Tamiza la harina sobre un cuenco, agrega la levadura y mezcla. Incorpora la harina y la levadura al cuenco de la pasta y sigue amasando hasta que quede una pasta homogénea. Colócala sobre un trozo de papel plástico, envuélvela e introdúcela en el frigorífico hasta que se endurezca. 

Coge la mitad de la masa (el resto se puede congelar para otras ocasiones), divídela en 2 (reserva un trocito para hacer un lauburu [símbolo solar]) y extiéndelas con el rodillo. Unta con un poquito de mantequilla el molde y cúbrelo con una de las partes de manera que cuelgue un poco por los bordes. Rellena con la crema pastelera y dobla la pestaña sobrante sobre el relleno. Unta la pestaña con huevo batido y cúbrela con la otra parte de masa. Después, unta toda la superficie conhuevo batido. 

Dibuja un lauburu con el trozo de pasta quebrada que habías reservado y colócalo encima del pastel. Pinta de nuevo con huevo batido y hornea a 200ºC durante 25 minutos. 

Retira el pastel del horno y deja que se enfríe. Espolvorea con azúcar glas.

Consejo:

Para que la mantequilla se vaya ablandando es conveniente que la saques del frigorífico al menos 15 minutos antes de utilizarla.

Historia del pastel vasco...

Los orígenes del pastel vasco hay que buscarlos en Iparralde, el País Vasco francés. Se elaboraba en los caseríos de esta región los días de fiesta. Era el “pan de los domingos”. Los reposteros lo han ido mejorando a lo largo del tiempo y este manjar de golosos sigue evolucionado, sin estancarse por el paso del tiempo. Se elabora con pasta quebrada rellena de fina crema pastelera.