Plantas

Hiedra

Hiedra

Autor:

Las hiedras son plantas trepadoras polivalentes que pueden ser cultivadas tanto en interior como en exterior.

Nombre común: Hiedra, Yedra

Nombre científico: Hedera helix "Golden Marco"

Familia: Araliáceas (Araliaceae)

Origen: Europa

Ubicación: Interior, exterior

Temperatura ideal: 13-18 ºC

Temperatura mínima: -1-0 ºC

Riego: Moderado, dejar secar la capa superficial entre riegos

Luz: De luminoso a muy luminoso, nunca sol directo

Descripción de la hiedra

En origen, la hiedra es una planta de sotobosque que primero tiene un porte rastrero hasta que se encuentra con un soporte, como el tronco de un árbol, al cual se adhiere gracias a unas raicillas aéreas, trepando en busca de luz para proceder a la floración. 

Como planta de interior destacamos la elegancia de su porte colgante y los matices y dibujos en verde y color crema de las distintas variedades. La variedad Golden Marco, por ejemplo, posee las hojas pequeñas matizadas en verde y amarillo.

Luz y temperatura par las hiedras

Las hiedras toleran exposiciones no excesivamente luminosas, aunque su desarrollo óptimo lo tienen en condiciones de luz abundante, sin sol directo. Le gustan las temperaturas frescas.

Riego de las hiedras

La tierra ha de mantenerse humeda pero sin abusar de los encharcamientos que suelen producir amarilleamiento y caída de las hojas. Para potenciar el brillo propio de las hojas de la hiedra es aconsejable rociarlas regularmente con agua tibia.

Consejos para cultivar hiedras

Para mantener las hiedras sanas y lúcidas es aconsejable los días de lluvia sacarlas al exterior para que se mojen copiosamente. El agua de lluvia las limpia y sanea de posibles plagas que se adhieren a las hojas. Si donde vivimos es una zona donde llueve poco, podemos simular el efecto de la lluvia introduciendo la planta en la bañera y proporcionándole una ducha copiosa. Dejaremos escurrir posteriormente el exceso de agua y la colocaremos de nuevo en su lugar.