Cuerpo

Cómo hacer sales de baño para los pies cansados, ¡con olor a rosas!

Si acabas el día con los pies cansados o hinchados prueba a hacerte un baño con sales caseras de rosas. Darán suavidad a tu piel, desinflaman y te dejan un maravilloso olor.

Los pies aguantan nuestro peso todo el día y, al final, suelen acabar doloridos e incluso hinchados, más aún si usamos zapatos de mala calidad, de tejidos sintéticos o con mucho tacón. Cuidar tus pies con un buen calzado es muy importante para no acabar con dolor o molestas durezas, rozaduras, heridas o ampollas. Para aliviar la sensación de pesadez e hinchazón es muy útil realizar baños con sales y aceite esenciales que desinflaman y suavizan la piel. Puedes hacer sales de baño caseras con diferentes ingredientes y propiedades, en este caso, vamos a usar el poder de las rosas para aliviar los pies cansados.

Para cuidar tus pies, además de los baños de sal, es importante exfoliar e hidratar la piel. Masajear los pies con una crema hidratante con unas gotitas de menta nutre la piel y le da frescor que necesitas.

Desde La Botica nos enseñan a hacer sales de baño de baño con pétalos de rosa para aliviar los pies cansados que además os dejará un agradable aroma.

Baño de pies con sales caseras de rosas

baños de sal con rosas para los pies

Ingredientes para las sales de baño de rosas:

  • Sal gorda
  • Pétalos de rosa deshidratada
  • Aceite esencial de rosa

Cómo hacer las sales de rosas y el baño de pies:

  • Para hacer las sales de baño de rosas llena un bol de sal gorda y añade unos pétalos de rosa deshidratada. Mezcla.
  • Añade unas gotas de aceite esencial de rosas para suavizar la piel. Remueve.
  • Para realizar el baño de pies rellena un balde o recipiente grande con agua caliente y añade las sales caseras de rosas. Para quitar los malos olores de los pies añadiremos bicarbonato y mezclamos. ¡ya podéis introducir los pies y dejarlos unos minutos relajarse en este baño!


baños de sal para pies con rosas

Truco para ablandar los zapatos duros

¿Vas a estrenar uno y te has comprado un calzado que resulta muy duro? Para evitar que te hagan daño en los pies y rozaduras o ampollas, tiene solución. Lo priemro conviene días antes de tener un evento andar por casa con ellos para acostumbrar nuestros pies al calzado. Pero además, hay un truco casero: meter el calzado nuevo o duro la víspera al congelador. puedes envolver en una bolsa de plástico y lo dejáis en el congelador 1-2 días antes de estrenarlos, así cuando te lo vayas a poner estará más blando y se adaptará mejor a el.

Truco para ablandar el calzado duro

Un consejo: Si tienes los pies cansados o inflamados además de los baños de sales es perfecto masajear los pies con una crema de aloe vera y mentol para quitar los dolores y la inflamación.

Tags relacionados pies cuidados piel

Además