Carnes

Receta de Menestra de cordero

Receta de Menestra de cordero

Autor: Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano prepara un plato de menestra de cordero con espárragos verdes, alcachofas y hongos.

Ingredientes (4 personas):
  • 1 kg de collares de cordero
  • 12 espárragos verdes
  • 4 alcachofas
  • 1 cebolleta
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hongos
  • 150 ml de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • 2 hojas de laurel
  • sal
  • pimienta
  • perejil
Elaboración de la receta de Menestra de cordero:

Salpimienta los collares de cordero y dóralos en una tartera con un chorrito de aceite. Pela los ajos y la cebolleta. Lamina los ajos, pica la cebolleta y agrégalos a la tartera. Rehoga todo bien. Vierte el vino, dale un hervor y añade un poco de agua y dos hojas de laurel. Coloca la tapa y cocina todo durante 30 minutos.

Pela las alcachofas y cuécelas en una cazuela con agua durante 20 minutos. Escurre y córtalas en cuartos. Saltea los espárragos verdes en una sartén con aceite. Sazona y añádelos a la tartera junto a las alcachofas.

Limpia los hongos con un paño húmedo. Retira la parte inferior de los tallos, lamina y saltéalos en la misma sartén donde has salteado los espárragos. Sazona e incorpóralos a la cazuela. Tapa y cocina todo junto a fuego suave durante 5 minutos.

Sirve y decora con unas hojas de perejil.

Información nutricional de la receta:

Es un plato saludable y muy nutritivo recomendado para todos.

Este plato nos aporta proteínas de muy buena calidad, presentes en la carne, necesarias para el mantenimiento de la masa muscular, la formación de defensas y para tener un correcto metabolismo. Carne que nos aporta vitaminas del grupo B, en especial la B12, que sólo se encuentra en alimentos de origen animal, y que es necesaria para que no tengamos anemia y para que el sistema nervioso esté en perfectas condiciones. En cuanto a los minerales, la carne de cordero es buena fuente de hierro que se asimila fácilmente para que no tengamos anemia. También destacan el aporte de fósforo, sodio y zinc.

La carne se acompaña de hortalizas, alcachofas, espárragos verdes, ajos y hongos, que aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, potenciando nuestra salud.

Tanto la carne como las hortalizas se cocinan de una manera saludable. Así, el cocinado al vapor de las hortalizas, es la mejor manera de cocinarlas para aprovechar sus vitaminas. También aprovechamos mejor las vitaminas de la carne si la hacemos cocida con la verdura que si la hacemos en la sartén.

De postre comeremos una fruta y un yogur

Plato equilibrado:

  • 50% de verduras: rúcula, espárragos, alcachofas, cebolla, ajos y boletus edulis
  • 25% de hidratos: maíz
  • 25% de proteínas: cordero
  • Fuera del plato: fruta, yogur, agua, aceite

Es un menú pobre en hidratos de carbono, de manera que el trozo de pan de la comida será más grande.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Las personas con sobrepeso y colesterol escogerán la pata del cordero, ya que es la pieza que menos grasa tiene.