Economía

Cómo sacar dinero del cajero sin usar la tarjeta

Cómo sacar dinero del cajero sin usar la tarjeta

Más de una docena de bancos ofrecen a sus clientes la posibilidad de sacar dinero de un cajero automático sin usar la tarjeta, explica el comparador bancario HelpMyCash.com

Autor: Hogarmania

Aunque predecir el fin de las tarjetas es arriesgado, sobre todo porque su número no para de aumentar, lo cierto es que cada vez las necesitamos menos. Pero ¿cómo podríamos pagar una compra sin llevar una tarjeta encima y sin efectivo? La respuesta está en nuestro móvil. ¿Y si queremos hacer una compra por Internet? En ese caso basta con tener una tarjeta virtual. ¿Y para sacar dinero en un cajero? Con el smartphone también o, incluso, con nuestras claves de la banca online.

Y es que por mucho peso que tengan hoy en día las tarjetas en la economía familiar, cada vez es más fácil prescindir de ellas. En el caso concreto de los cajeros automáticos, podemos acudir a ellos y sacar dinero con total normalidad sin necesidad de llevar la tarjeta encima. Este servicio, apodado como cardless cash en otros países, ya lo incluyen una docena de bancos españoles, a pesar de que muchos consumidores lo desconozcan, afirman desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

¿Cómo funciona el efectivo sin tarjeta?

Si hasta ahora la llave de acceso a los cajeros automáticos era la tarjeta, algunos bancos permiten sustituir el plástico por un código pin o por las claves de la banca a distancia. Así de fácil. Bankia es una de las últimas entidades que ha dotado a sus cajeros con esta tecnología. Solo requiere que el cliente solicite un reintegro sin tarjeta desde la app, la banca online o la banca telefónica. Una vez solicitado el servicio, que es gratuito, el cliente recibirá un mensaje de texto en su móvil con un número de referencia que podrá usar en un máximo de 36 horas en cualquier cajero Bankia para retirar dinero.

Exactamente el mismo sistema utiliza CaixaBank y su banco móvil, imaginBank, que permiten solicitar un reintegro en efectivo en un cajero desde Internet. Como ocurre con Bankia, el cliente recibe un código en el móvil que puede introducir en cualquiera de los 9.500 cajeros que tiene CaixaBank. Eso sí, mientras que imaginBank ofrece este servicio gratis, CaixaBank cobra dos euros.

El servicio Efectivo Móvil de BBVA e Instant Money del Sabadell y ActivoBank funcionan igual. También ofrecen esta posibilidad las apps de Cajamar, Ruralvía, Caja España-Duero y Unicaja.

Banca móvil.

Mandar dinero a un amigo

La ventaja del cardless cash es que no solo puede sernos útil a nosotros mismos en el caso de necesitar dinero y habernos dejado la tarjeta en casa, sino que puede servirnos para ayudar a un amigo. Basta con que solicitemos retirar efectivo sin tarjeta desde nuestra app o desde Internet y le demos a un tercero el código pin recibido por SMS para que sea esa persona quien acuda al cajero en busca del papel moneda. Algunos bancos, incluso, permiten introducir el número de teléfono de otra persona para que ella reciba el código directamente.

Acceder al cajero con las claves de la banca online

Laboral Kutxa e ING no se han quedado atrás, pero operan de forma distinta. Ambas entidades permiten sacar dinero de sus propios cajeros usando el usuario y la clave de acceso de la banca online. En el caso concreto de la entidad vasca el cliente recibe una clave extra en el móvil para confirmar la operación y añadir un grado extra de seguridad a la transacción.

Banco Santander también permite retirar efectivo sin tarjeta en sus dispensadores de billetes, pero en este caso usando la tecnología contactless, por lo que es necesario tener un móvil compatible. El proceso es sencillo: el cliente debe tener instalada una de las apps compatibles (Santander Wallet, Apple Pay o Samsung Pay) y acercar su móvil al lector. Luego solo hace falta introducir el código pin y esperar a que salga el dinero.

La tecnología contactless permite a los clientes retirar dinero en el cajero o pagar en cualquier establecimiento acercando el móvil al lector.

Además