PARTNERS Volvone

Objetos

Cómo limpiar las planchas de pelo


Tan importante como alisarse o rizarse el pelo es limpiar las planchas de pelo o las tenacillas. Así te aseguras de tener el pelo más limpio y de conservar en buen estado tus planchas.

Las planchas de pelo es un imprescindible en casa. Con el tiempo se ensucian por los productos que utilizamos para el pelo como los acondicionadores, protectores de calor o, incluso, la grasa que genera el pelo de forma natural.

Por ello, te damos unos tips para limpiar y cuidar tu plancha de pelo, tenacilla o rizador. No solo mejoraras la higiene de tu pelo, también alargarás la vida útil de tu plancha o tenacilla.

Pasos para limpiar las planchas

Para una correcta limpieza de tus planchas de pelo, sigue estos pasos:

Paso 1
Texto del paso Desenchufa la plancha o el rizador. La limpieza se debe realizar en frío. Ten a mano agua fría, un paño que no suelte pelusas (pueden ser discos de algodón), alcohol sanitario de 96 % o productos específicos para limpiar la plancha.

Paso 2
Aplica en el trapo (previamente humedecido en agua) una gota de alcohol y pásalo por las placas de la plancha hasta eliminar toda la suciedad. Puedes hacerlo por toda la plancha o rizador si lo deseas. Puedes utilizar los discos de algodón en vez del trapo siguiendo el mismo proceso.

Paso 3
Seca la plancha y las placas con otro paño seco que no suelte pelusas.

  • Truco: Otro de los trucos es utilizar toallitas desmaquillantes o toallitas húmedas de esas para bebés.

Para las tenacillas o rizadores puedes utilizar un disco de algodón impregnado en alcohol, que hará más rápida la limpieza, y después pasar un trapo que elimine cualquier resto del líquido.

¿Cada cuánto debes limpiar tus planchas de pelo? Lo mejor es hacerlo después de cada uso, para mantener su limpieza. Sin embargo, si lo utilizas muy a menudo, puedes crear una rutina de limpieza (por ejemplo, una vez al mes). La frecuencia de limpieza dependerá de la frecuencia de uso.

Consejos de cuidado

A la hora de limpiar tus planchas o tenacillas, te recomendamos:

  • No introducirla la plancha en agua para lavarla (es de sentido común)
  • No utilizar productos de limpieza abrasivos, como desengrasantes o quitamanchas.
  • Nunca, por ningún motivo, utilices paños que rasquen las placas como estropajos o herramientas para raspar las placas como cuchillas.