Plantas

Pendientes de la reina, cultivo y cuidados

Pendientes de la reina, cultivo y cuidados

Autor:

Los pendientes de la reina o fucsia son unos arbustos muy valorados por sus flores de bellos colores. Un arbusto que mantiene su floración en otoño y parte del invierno.

Nombre común: Pendientes de la Reina, Fuchsia

Nombre científico: Fuchsia Magellanica

Origen: América

Familia: Onagráceas (Onagraceae)

Ubicación: Exterior en climas cálidos, interior

Floración: Primavera-otoño

Luz: Zonas muy luminosas evitando el sol directo

Temperatura: Media, nunca inferior a los 7ºC

Riego: Abundante durante la floración, mínima en invierno

Abono: En primavera-verano fertilizante líquido una vez al mes

Descripción de pendientes de la reina

La fuchsia o pendientes de la reina es una planta muy elegante y señorial. Se trata de un pequeño arbusto con hojas ovaladas de color verde oscuro cuyas flores cuelgan de finos tallos, grandes y vistosas. Dado el carácter híbrido de la planta sus flores abarcan un amplio abanico de colores y tamaños, aunque los tonos más habituales son el rosa y el morado.

Luz y temperatura para pendientes de la reina

Esta planta no soporta temperaturas muy bajas (inferiores a los 7º-10ºC ) por lo que requiere un clima cálido para poder cultivarla en exterior. Debe situarse en sombra o semisombra ya que necesita mucha iluminación pero evitando el sol directo. En invierno ha de estar protegida de las heladas, sólo la variedad Fuchsia magellanica las tolera en cierta medida. En interior debe estar en un lugar fresco y muy bien iluminado.

Riego y abono de pendientes de la reina

Durante la época de floración el riego tiene que ser abundante para que el suelo se mantenga siempre húmedo. No obstante, el exceso provoca la caída de las hojas, por lo que debe disponer de un buen drenaje. Hay que pulverizar la planta frecuentemente para crear un ambiente húmedo, pero sin mojar las flores.

El suelo debe ser rico en materia orgánica. En primavera y verano es conveniente abonar la planta cada dos semanas agregando fertilizante al agua de riego. En invierno, cuando la Fuchsia comienza la época de reposo, hay que reducir el riego al mínimo y prescindir del abono.

Poda de pendientes de la reina

Si los tallos son débiles, conviene realizar una poda severa. También en el momento del trasplante, que se debe realizar siempre en primavera.

Plagas y enfermedades

La fucsia es sensible al ataque de mosca blanca, cochinillas, pulgones y ácaros. Hay que tener cuidado también con los hongos del suelo, que secan y debilitan las hojas.