Jardín

Ave del paraíso, consejos para su cuidado

Ave del paraíso, consejos para su cuidado

Autor:

El ave del paraíso (Strelitzia Reginae) se caracteriza por sus flores, que dan nombre a la planta. Vamos a conocer los consejos para su cuidado. 

Nombre común: Ave del Paraíso

Nombre científico: Strelitzia Reginae

Familia: Strelitziaceae

Origen: África

Ubicación: Exterior

Floración: Primavera

Luz: Pleno sol

Temperatura: 25 ºC

Riego: Moderado, más abundante de marzo a octubre

Abono: Durante las épocas más cálidas necesita ser abonada semanalmente. Si se le aplica regularmente abono o compost ganará fortaleza

Descripción del ave del paraíso

El ave del paraíso (Strelitzia Reginae) se caracteriza por sus flores, que dan nombre a la planta. Las hojas de esta planta son resistentes, grandes y de un color verde grisáceo con forma oval con nervación mediana y crespada sobre uno de sus márgenes. Cada tallo sostiene unas seis flores.

Las hojas de esta planta son resistentes, grandes y de un color verde grisáceo con forma oval con nervación mediana y crespada sobre uno de sus márgenes. Cada tallo sostiene unas seis flores, formadas por sépalos de color amarillo anaranjado y de tres pétalos de color azul intenso. Lo mas llamativo de la planta son, precisamente, sus flores ya que por su forma recibe el nombre de Ave del paraíso. Es una de las flores más empleadas para centros florales y se puede combinar muy bien con otras plantas perennes o de cubierta vegetal.

Plantación del ave del paraíso

Se cultiva en climas cálidos, subtropicales y mediterráneos durante todo el año. Para que florezca, la temperatura debe estar por encima de los 10º y es muy recomendable que no baje de los 5º. Son unas plantas muy recomendables para jardines en zonas costeras ya que son resistentes al viento. Un suelo idóneo para esta planta tiene que estar bien drenado, para ello tendrá que tener una parte de arena, y con un pH cercano al 7,5. El terreno debe ser profundo y estar abundantemente abonado.

Reproducción del ave del paraíso

Se reproduce por división o por semillas. Estas hay que mantenerlas en remojo, durante 24 horas en agua a temperatura ambiente, luego media hora a unos 50º y cuando estén secas, sembrarlas. Hay que colocarlas en arena esterilizada, con una temperatura de entre 20º y 30º en total oscuridad. Cuando hayan brotado hay que pasar las plantas a macetas individuales. Pasarán 4 años antes de que florezca por primera vez.

Riego del ave del paraíso

Una vez que esta planta está bien asentada puede vivir con escasez de riego, sobre todo en invierno. Por el contrario en verano hay que regarla regularmente y en profundidad.

Enfermedades del ave del paraíso

La enfermedad más dañina para esta planta es la podredumbre de la raíz causada por el hongo Fusarium moliniforme, que se suele formar en tierras con mucha humedad.