Consejos

Champú azul: qué es y cómo sacarle partido

Champú azul: qué es y cómo sacarle partido

La pigmentación y los beneficios que aporta al cabello han convertido a este producto en un imprescindible en las peluquerías y en cada vez más hogares. ¿Todavía no lo has probado?

El champú morado, también denominado como champú matizador, es un producto cuyo uso se ha convertido en imprescindible en las peluquerías, centros de estética y en cada vez más hogares. Es un artículo que, por lo general, se vincula con el cuidado del pelo claro y/o rubio.

Se trata de un producto que, gracias a los pigmentos que lo componen, tiene la función de mantener el color original de la melena, ya sea un cabello teñido o con canas. Así, el champú morado matiza las canas que se han anaranjado, y/o se han vuelto amarillas por la oxidación del cabello, y mantiene los matices en los tonos rubios más fríos.

La razón por la que el color de este champú es violeta o morado no es otro que por el círculo cromático. Si observamos la paleta cromática vemos cómo el color violeta se encuentra en el lado contrario al amarillo, lo que significa que, aplicado a las características de este tipo de champú, vemos cómo el morado compensa los tonos amarillentos.

Además, los profesionales recomiendan recurrir a él si se está en contacto con el cloro de la piscina o el agua del mar, como sucede durante los meses de verano. Con él evitaremos que nuestro pelo sufra las consecuencias de estos factores.

A pesar de eso, es importante saber que es un champú de uso ocasional que utilizaremos, dependiendo del nivel de oxidación del cabello y su tono, una vez a la semana o cada diez días.

Si bien el champú morado está diseñado para los cabellos claros, lo cierto es que el champú azul, una variante del violeta, neutraliza los tonos anaranjados y controla y suaviza el tono rojizo que aparece en el pelo castaño u oscuro con el paso del tiempo. Por ello, para el caso de las melenas más oscuras, se recomienda el uso del champú azul.

Recomendaciones

  • Utilizar guantes. La pigmentación que hace especial a este champú también deja resto en la ducha, la piel y las uñas de las manos. Por ello, es aconsejable usar guantes y, en caso de no tener, lavar las manos una vez se ha terminado de utilizar.
  • Dejar que actúe durante 5 o 10 minutos. Teniendo en cuenta que es un champú de uso ocasional es importante que, cuando nos los vayamos a aplicar, lo hagamos de forma correcta para obtener los máximos beneficios para nuestro cabello.
  • Hacerlo en el segundo lavado. Lávate el pelo con tu champú habitual para eliminar la suciedad del cabello y hazlo, después, con el champú morado.
  • Masajear suavemente, no frotar.

Además