Hogarmania.com
Hogarmania.com

Cortes y peinados

Cómo hacer un moño despeinado paso a paso


¿Eres de las que le gusta alternar los días de pelo suelto y los de pelo recogido? Si quieres lucir una imagen moderna a la vez que informal apuesta por el moño despeinado.

El moño despeinado, o messy bun, es menos sobrio que el clásico moño y más chic que la coleta de caballo. Sigue el paso a paso y ¡dale un toque rebelde a tu peinado!

¿Te consideras una amante del pelo recogido? Los recogidos, ya sean en forma de moños, trenzas o coletas, son una opción muy favorecedora y práctica para alternar con el pelo suelo. Práctico, con un estilo que combina al mismo tiempo lo formal con lo informal y que, ¡queda estupendo! Así es como podríamos resumir, en pocas palabras, el recogido del que vamos a hablar a continuación: el moño despeinado.

El moño despeinado, o messy bun, es un recogido con un estilo desenfadado e informal que, como su propio nombre indica, es un moño sencillo y deshecho que se ha convertido en una de las opciones favoritas de aquellas que apuestan por llevar un recogido formal pero no en exceso.

Al contrario de lo que, a priori, pueda parecer, el moño despeinado no es, como dice la expresión, "pan comido", requiere de cierto nivel de precisión y de paciencia. Porque como dicen los expertos en la materia, la clave de este recogido está en la imprecisión controlada.

Una mujer posa de espaldas para enseñar el moño.

Conseguir un moño desestructurado y con una textura natural no es todo lo sencillo que puede parecer. Porque no estamos hablando del moño que nos hacemos cuando llegamos a casa después de una larga jornada de trabajo o del que nos hacemos justo después de levantarnos de la cama y que nos da igual cómo quede. Estamos haciendo referencia a un moño que llevaremos a la oficina o a una cena con amigas, ¡y con mucho estilo!

¿Quieres aprender a hacerte un moño despeinado que parezca de peluquería? Sigue el paso a paso y ¡luce pelazo!

Cómo hacer un moño despeinado paso a paso

Pero antes de ver qué pasos hay que seguir para hacer un moño despeinado, lo primero que tenemos que saber es qué utensilios y productos vamos a necesitar para que, ¡el moño nos quede perfecto!

Para hacer un moño despeinado necesitamos un producto fijador, que puede ser gomina, cera o espuma, unas horquillas, un cepillo o peine y una goma de pelo.

Una mujer de espaldas con un moño despeinado.

Referente a algunos de los productos a los que acabamos de hacer mención, comentar que, para hacer un moño despeinado, lo mejor es que las horquillas sean del mismo color que el pelo y que las gomas de pelos sean finas y del mismo tono para crear un efecto invisible. Y recuerda, para un acabado perfecto, aplica siempre una laca fijadora anti-humedad al final para que tu peinado dure horas y horas.

Ahora que ya sabemos qué es lo que vamos a necesitar para hacer un moño despeinadoy algunos trucos que nos resultarán muy prácticos a la hora de ponernos manos a la obra, ¡vemos paso a paso cómo hacer un moño despeinado!

Hacer una coleta

El primero de los pasos que tenemos que dar es hacer una coleta a la altura a la que queramos que quede el moño. Dejaremos un par de mechones sueltos en la parte delantera. Teniendo en cuenta el efecto que queremos conseguir, no debemos ajustar mucho la goma.

Mechones delanteros

Los mechones delanteros que hemos separado de la coleta, los retorcemos, con los dedos humedecidos con un poco de producto fijador, para darle la forma y el estilo que buscamos.

Hacer el moño

Dividimos la coleta en mechones, los retorcemos y aplicamos fijador para recogerlos con las horquillas en la parte alta de la coronilla. Eso sí, debemos dejar las puntas libres. Otra opción de darle forma a nuestro moño es, dividiendo la coleta en dos mechones, hacer dos nudos con los dos cabos, darle forma y fijarlo con las horquillas.

Una mujer con un moño despeinado posa de espaldas.

Un moño elegante y desenfadado que, en tan solo 3 pasos, ¡estará listo! Eso sí, que no cunda el pánico si a la primera no nos sale cómo nos gustaría, son solo tres pasos pero, como hemos comentado, hace falta paciencia. Verás como cuando después de algún que otro intento, el moño despeinado ya va cogiendo el aspecto que buscabas. ¡La clave está en la práctica!

Tags relacionados pelo peinados cabello moño