Hogarmania.com

Restauración

Cómo arreglar una puerta que roza


Tenemos una puerta que no está bien ajustada y produce roces y bloqueos. Por ello vamos a ver cómo arreglar el roce de la puerta de una forma muy sencilla y rápida.

Cuando nos encontramos con puertas que al abrir y cerrar rozan con el suelo, es importante intentar buscar una solución cuanto antes.

De lo contrario, podemos dañar el suelo que tengamos en esa zona, y la puerta se puede ir estropeando poco a poco.


En ocasiones tenemos puertas de nuestro hogar que rozan con el suelo cuando las abrimos y las cerramos.

Son pequeños problemas que de una manera sencilla se pueden arreglar. En este briconsejo de Bricomanía veremos cómo hacerlo.

Paso a paso para arreglar el roce de una puerta

Arreglo de roce en puertaPaso 1
Si el desajuste se sitúa en la parte inferior de la puerta procederemos de la siguiente manera.

Para detectar el punto exacto donde roza la puerta emplearemos un folio de papel entre ésta y el suelo, hasta localizar la zona a rebajar. Marcamos los puntos que delimitarán la superficie de trabajo.

Paso 2
Una vez localizado el punto, colocamos la puerta sobre unos caballetes para trabajar con mayor comodidad.

Repasamos las zonas que causan rozamiento con la lijadora y una hoja de lija de grano medio hasta eliminar la madera que provoca los roces.

Paso 3
Colocamos de nuevo la puerta sobre las bisagras y comprobamos que no roza en ningún punto.

Paso 4
También existe otro truco muy interesante, pero que sólo se recomienda ponerlo en práctica en caso de pequeños roces.

En este caso consiste en colocar un papel de lija en el suelo con unas tiras de cinta adhesiva y accionar la puerta hasta que se desgaste la madera.

Como veis, este tipo de arreglo es una operación muy sencilla de realizar, con la que conseguiremos un acabado perfecto.

Otros problemas habituales con las puertas de interior

Arreglar la sujeción de una manilla

Otro de los problemas habituales con las puertas de interior es que la manilla se termine soltando y descongando por el uso.

Arreglar la sujeción de una manillaLo más habitual suele ser que los orificios donde iban alojados los tirafondos que sujetan la manilla se cedan, y por tanto, la manilla no esté bien sujeta.

En estos casos, una opción sencilla y muy práctica para terminar con estos contratiempos es utilizar masilla reparadora en esos orificios y luego volver a colocar la manilla.

Cómo arreglar la jamba de una puerta

A veces, las jambas de las puertas de interior pueden soltarse o estropearse con el paso del tiempo.

Cómo arreglar la jamba de una puertaVolver a colocarlas en su sitio y que queden fijas es un trabajo de restauración muy rápido de realizar y muy sencillo.