Carnes

Receta de Caracoles en salsa vizcaína

Cómo preparar caracoles con salsa vizcaína, una receta tradicional de la cocina vasca.

Autor: Hogarmania

Recetas en barbacoa Weber

Los caracoles son una receta clásica que se puede preparar de diferentes maneras, en salsa o como acompañamiento de arroz u otras carnes. En esta receta vamos a preparar caracoles en salsa vizcaína, una receta tradicional con pimiento choricero muy usada en la cocina vasca.

Ingredientes:

Para la salsa vizcaína:

  • 2 cebollas blancas
  • 40 gr de pulpa de pimiento choricero
  • 1 tomate
  • 1 pimiento verde
  • aceite de oliva
  • sal
  • 300 ml de agua

Paso a paso para hacer la receta de caracoles en salsa vizcaína:

Pica la cebolla y trocea el pimiento verde.

Lava el tomate, pártelo por la mitad y ralla la pulpa sobre un bol.

Para preparar la salsa vizcaína, pon una cazuela baja al fuego y agrega un chorro de aceite de oliva. Añade el jamón serrano y el chorizo picados y saltéalos. Retíralos a un plato.

Añade la cebolla y el pimiento verde picados a la misma cazuela. Salpimienta y remueve con una cuchara. Deja cocinar unos 20 minutos hasta que se poche bien la verdura.

A continuación, añade la pulpa de pimiento choricero y el tomate rallado. Remueve y dejar reducir. Agrega el agua y deja reducir unos minutos. Para aligerar la salsa vizcaína puedes añadir un poco caldo de pescado en lugar de agua.

Retira del fuego y pasa todo al vaso de la batidora. Tritura para obtener una salsa fina y homogénea.

Vierte la salsa vizcaína en la cazuela y ponla al fuego. Agrega el jamón y el chorizo salteados y remueve.

Cuela los caracoles para retirar el líquido y añádelos a la cazuela con la salsa vizcaína. Remueve y calienta los caracoles en la salsa vizcaína unos minutos.

Sirve los caracoles en salsa vizcaína y decora con cebollino picado.

caracoles en salsa vizcaína

En caso de comprar caracoles vivos es necesario limpiarlos varias veces con agua con sal para que queden bien limpios antes de cocinar. Para ahorrar tiempo sin perder calidad también se pueden comprar caracoles de granja ya cocidos y embotados.

Además