Pastas y pizzas

Receta de Raviolis de calabaza, jamón y ricota

Receta de Raviolis de calabaza, jamón y ricota

Autor:

Karlos Arguiñano elabora una receta de raviolis caseros rellenos de calabaza, jamón frito, nueces tostadas y queso ricota.

Ingredientes (4 personas):
  • 24 láminas de pasta wonton para raviolis
  • 125 gr de calabaza
  • 1 diente de ajo
  • 80 gr de queso ricota
  • 75 gr de queso parmesano
  • 50 gr de lonchas finas de jamón serrano
  • 4 nueces
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • orégano
  • perejil
Elaboración de la receta de Raviolis de calabaza, jamón y ricota:

Pela la calabaza, córtala en dados y saltéalos en una sartén con un poco de aceite, sazona, tápala, baja el fuego y cocínala hasta que se ablande. Aplástala con un tenedor y resérvala.

Pica las lonchas de jamón finamente y fríelas en una sartén con un chorrito de aceite. Escurre y reserva.

Pela las nueces y tuéstalas en una sartén sin aceite. Retira y pícalas un poco en el mortero.

Mezcla en un bol la calabaza con el jamón, las nueces, el queso ricota y un poco de pimienta. Extiende 12 láminas de wonton y coloca una pequeña porción en el centro de cada una. Unta los bordes con un poco de agua, coloca encima otra lámina de wonton y ciérralas presionando los bordes con los dedos.

Pon abundante agua a calentar en una tartera grande. Cuando empiece a hervir, sazónala y agrega los raviolis. Cuécelos durante 2-3 minutos. Cuando estén cocidos subirán a la superficie. Retíralos a una fuente.

Calienta en una sartén a fuego suave un chorrito de aceite. Pela y pica el diente de ajo y añádelo junto con las hojas de orégano picaditas. Vierte el aceite sobre los raviolis y espolvoréalos con el queso parmesano. Decora con una ramita de perejil y sirve.

Raviolis de calabaza, jamón y ricota

Información nutricional de la receta:

Los raviolis forman parte de los cereales, como pasta que son, siendo alimentos fundamentalmente energéticos, aunque también aportan proteínas, vitaminas y minerales.

En esta receta el relleno se elabora con queso, nueces y calabaza, por lo que el plato además de contener los hidratos de carbono presentes en la pasta, va a aportar también proteínas de alto valor biológico, grasas, vitaminas, minerales y antioxidantes, presentes en el relleno.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que tanto el queso como las nueces son alimentos grasos que elevan considerablemente el aporte calórico de la pasta, por lo que la ración de este plato será moderada, sobre todo para las personas con problemas de sobrepeso.

Además, el queso es un alimento que aporta grasas que suben el colesterol y es una importante fuente de sal, siendo un alimento no recomendado para personas con problemas cardiovasculares.

La calabaza del relleno apenas aporta calorías y es una buena fuente de fibra, y antioxidantes como el betacaroteno, vitamina C y vitamina E. Es un alimento como todas las hortalizas que potencia nuestra salud.

Se trata de un plato energético recomendado para deportistas y para personas con bajo peso.

La ensalada acompañante mejora el aporte de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. La presencia de anchoas en la ensalada es un buen acierto, ya que como alimento de origen animal, son una buena fuente de hierro, mineral que escasea en el plato principal.

De postre comeremos una fruta y un yogur.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

La pimienta negra favorece la digestión y evita la formación de gases, recomendándose en especial para las personas con problemas de hígado.