Hogarmania.com

Pastas y pizzas

Tagliatelle con calabacín y queso gorgonzola


Receta de Karlos Arguiñano de tagliatelle o tallarines caseros de remolacha y huevo con calabacín y queso gorgonzola y acompañados con bacon crujiente.


Ingredientes (4 personas):

  • 1 calabacín
  • 300 ml de nata
  • 8 lonchas de bacon
  • 150 g de queso Gorgonzola
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • Para la pasta casera:
  • 400 g de harina de trigo
  • 100 g de remolacha cocida
  • 3 huevos
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal
  • harina (para estirar)

Elaboración de la receta de Tagliatelle con calabacín y queso gorgonzola:

Cubre una placa de horno con un trozo de papel de horno. Extiende encima las lonchas de bacon, tápalas con otro papel e introdúcelas en el horno a 180ºC durante 15 minutos. Retira y reserva.

Tritura la remolacha hasta conseguir un puré homogéneo. Pon la harina en un bol, agrega el puré de remolacha, los huevos, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Mezcla bien y amasa hasta conseguir una bola compacta. Deja que repose durante 15 minutos.

Transcurrido ese tiempo, espolvorea con harina una superficie lisa y estira la masa (con maquinita o rodillo) hasta que esté bien fina. Córtala (con maquina o cuchillo) y déjala reposar dándole forma de nido. Cuécelas durante 2 minutos en una cazuela con agua hirviendo con una pizca de sal. Escurre, refresca y reserva.

Corta el calabacín en tiritas 2,5 cm x 0,5 cm. Saltéalo en una tartera con un par de cucharadas de aceite. Tritura el queso con la nata y añádelo a la tartera. Agrega la pasta escurrida y mezcla bien. Salpimienta. Sirve los tagliatelle caseros con calabacín y queso gorgonzola y acompaña con el bacon crujiente.

Consejo de la receta de tagliatelle con calabacín y queso gorgonzola

Cuando pongas los nidos de pasta a reposar, es importante espolvorearlos con bastante harina. De esta manera evitarás que se peguen entre sí.

Información nutricional de la receta de tagliatelle con calabacín y queso gorgonzola

Este plato se recomienda a los niños en crecimiento por su aporte de calcio y proteínas y porque ayuda a que el niño se acostumbre a la textura y sabor de la verdura.

También se recomienda a deportistas, ya que aporta azúcares de asimilación lenta necesarios para la actividad física.

Seremos cuidadosos con la cantidad de queso y nata utilizados en la receta para que no suba el aporte calórico del plato, siendo una forma más saludable de acompañar la pasta con un salteado de verduras, sobre todo para las personas con colesterol, sobrepeso y malas digestiones.

Pirámide alimentaria

Pirámide alimentaria

La mayoría de los nutrientes del calabacín se encuentran en su piel, suave y comestible, por lo que no conviene pelarlo ya que así aprovechamos mejor todas sus propiedades, como lo hemos hecho en esta receta. Su gran riqueza en agua y su contenido en fibra, vitaminas y minerales, hacen de él un alimento regulador y desintoxicador, siendo un ingrediente ideal en dietas para personas con sobrepeso, hipertensión, problemas digestivos, estreñimiento o retención de líquidos. Es, además, una gran fuente de antioxidantes que nos ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades que aparecen con la edad, de manera que lo colocaremos en la zona verde de la pirámide dentro del grupo de las hortalizas.

La harina representa al cereal, alimento que nos aporta la energía necesaria para realizar nuestras actividades, debiendo estar presente en todas las comidas. Además, la harina nos aporta proteínas y apenas tiene grasa, de manera que es un alimento que no tiene muchas calorías. Si es integral tendrá más fibra, vitaminas y minerales. Si eres celíaco, cocina con harina de maíz que no tiene gluten. La colocaremos en la zona verde de la pirámide.

El queso es una buena fuente de proteínas, vitaminas y calcio, siendo un alimento bueno para los huesos. Se recomienda en especial para la embarazada y para niños en crecimiento por su alto valor nutritivo. Tendremos cuidado con la cantidad de la ración ya que tiene grasa que sube el colesterol y sal. Lo incluimos dentro del grupo de la leche y sus derivados, siendo alimentos de consumo diario.

El bacon es un embutido que apenas nos nutre y nos aporta grasas que suben el colesterol y sal que perjudica el estado de las arterias, de manera que lo colocaremos en la zona roja de la pirámide.

Consejo de la Doctora Telleria

Las personas intolerantes a la lactosa tomarán leche sin lactosa, yogures y quesos como el de hoy, para asegurarse el correcto aporte de calcio.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: