Verduras al horno con bechamel (receta fácil y deliciosa)

Este plato está riquísimo por su textura suave y cremosa y por el sabor de todos los ingredientes que combinan perfectamente. Es ideal como primer plato o como acompañamiento de carnes o pescados. En cualquier caso es una opción estupenda que enriquecerá aún más el plato que vayamos a servir, como si lo tomamos así tal que es muy completo y delicioso.
Ingredientes
  • 500 gr. espinacas troceadas, sin tallos y lavada 
  • 350 gr. champiñones (hongos) 
  • 3 calabacines (Calabacita, Zapallo Italiano, Zapallito o Zucchini) 
  • 1 cebolla 
  • 4 dientes de ajos pelados 
  • sal 
  • aceite de oliva virgen extra 

Ingredientes de la salsa bechamel:

  • 600 ml. (21/4 tazas) de leche de vaca 
  • 50 gr. mantequilla sin sal 
  • 30 gr. (3 cucharadas) harina de trigo común o harina de trigo todo uso 
  • sal 
  • nuez moscada rallada o nuez moscada en polvo (opcional) 
  • cantidad al gusto de queso manchego curado (pero puede ser otro)

Placa para horno 

Papel de hornear

Elaboración
Preparación:
1.- Lavamos y despuntamos los calabacines, seguido los cortamos a lo largo en rebanadas de unos 3 a 4 mm, preparamos una bandeja plana de horno con papel de hornear encima, ponemos un poco de sal por cada lado a los calabacines y los colocamos ordenadamente sobre la bandeja, rociamos por encima los calabacines con un poco de aceite de oliva virgen extra.

2.- Horneamos los calabacines con el horno precalentado a 200ºC (392ºF) con calor arriba y abajo; Horneamos a 200ºC unos 15 minutos, una vez horneados los retiramos del horno y los reservamos.

3.- Limpiamos y troceamos las espinacas, limpiamos y cortamos en rebanadas los champiñones, picamos la cebolla y los ajos muy menudos y dividimos en dos partes el picadillo de cebolla y ajos y los reservamos por separado.

4.- Ponemos una olla al fuego con abundante agua y cuando este hirviendo ponemos dentro las espinacas y las cocinamos durante unos 3 minutos, seguido las restiramos a un colador y las aplastamos con una cuchara para quitar toda el agua posible y las reservamos.

5.- Ponemos una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite, cuando este caliente añadimos una parte del picadillo de cebolla y ajos, ponemos un poco de sal y lo pochamos durante unos 5 minutos, añadimos los champiñones y mezclamos bien ponemos sal al gusto y cocinamos todo junto durante 5 minutos más, seguido los restiramos a un plato y los reservamos.

6.- En la misma sartén ponemos un par de cucharadas de aceite y cuando este caliente añadimos el resto del picadillo de cebolla y ajo, ponemos una pizca de sal y pochamos durante 5 minutos, seguido añadimos las espinacas escurridas y mezclamos bien, ponemos sal al gusto y cocinamos durante otros 3 minutos más, seguido las reservamos en un recipiente aparte.


Preparación de la salsa bechamel:
7.- Ponemos una sartén u olla al fuego a temperatura media, ponemos la mantequilla y cuando este derretida añadimos la harina cocinamos removiendo bien durante un minuto y seguido añadimos la mitad de la leche que debe estar a temperatura ambiente, mezclamos con una varillas de mano y añadimos el resto de leche, sin parar de remover esperamos a que hierva, añadimos nuez moscada y sal al gusto y cocinamos un minuto más.


Montaje y horneado:
8.- En una bandeja apta para el horno ponemos un poco de salsa bechamel y la repartimos bien, encima colocamos la mitad del calabacín ordenadamente, por encima del calabacín repartimos un poco más de salsa bechamel y encima de la salsa repartimos queso rallado al gusto.

9.- Encima colocamos los champiñones bien repartidos y ponemos encima de los champiñones un poco de salsa bechamel que también la repartiremos bien, ponemos queso rallado por encima y por encima del queso repartimos las espinacas.

10.- Por encima de las espinacas ponemos un poco de salsa bechamel y la extendemos bien, rallamos queso por encima y seguido colocamos el resto de calabacines, repartimos el resto de salsa bechamel por encima de los calabacines y rallamos queso suficiente para que cubra toda la superficie.

11.- Horneamos con el horno precalentado a 190ºC (380ºF) con calor arriba y abajo durante unos 30 minutos a la misma temperatura, cuando este dorado por encima retiramos la bandeja del horno y lista para disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!