Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Economía

Del ERTE al ERE: ¿me pueden despedir tras un ERTE?


Tras las sucesivas prórrogas de los ERTE y con la covid-19 afectando gravemente a la economía del país, surgen serias dudas sobre la conservación de los empleos amparados por un expediente de regulación temporal: ¿Pueden despedirme tras un ERTE? Desde Legálitas nos proporcionan la respuesta.

El año 2020 ha estado, sin duda, marcado por la irrupción del virus SARS-CoV-2 que ha generado una situación de pandemia mundial con incidencia directa, además de en otros ámbitos, en nuestra economía. Las medidas adoptadas por parte de las autoridades para intentar frenar la propagación del virus implican, en muchos casos, la suspensión de la actividad de empresas y autónomos y con ello la imposibilidad de que los trabajadores presten sus servicios.

Las empresas tienen la herramienta de los Expedientes de Regulación de Empleo de carácter temporal (ERTES) que están afectando a gran número de trabajadores. Y es en este punto en el que nos pueden surgir muchas dudas sobre qué son los ERTES y si nos pueden despedir una vez finalizados éstos o, incluso, durante los mismos, desde Legálitas damos respuesta.

¿Cuáles son las diferencias entre ERTES y ERES?

La diferencia entre ERTES y ERES es el carácter estructural de la medida. Mientras que en los ERTES la relación laboral queda suspendida y cuando finalice se reanuda el contrato de trabajo suscrito entre empresario y trabajador y éste conserva todos sus derechos.

Los ERES implican una medida colectiva y definitiva, es decir, la relación laboral de la totalidad o de parte de la plantilla se extingue y el trabajador tiene derecho a percibir una indemnización de 20 días de salario por año de servicio con el tope de 12 mensualidades conforme a lo establecido por el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores. Más claro, estaríamos ante un despido colectivo.

Del ERTE al ERE: ¿me pueden despedir tras un ERTE?

¿Puedo verme afectado por un ERE si he estado en un ERTE?

El Real Decreto Ley 2/2021, de 26 de enero, de refuerzo y consolidación de medidas sociales en defensa del empleo, ha prorrogado los ERTES hasta 31 de mayo de 2021; no sabemos si esta medida va a seguir prorrogándose, por lo tanto, debemos estar atentos a una posible nueva regulación.

Además, hay que advertir que, mediante el Real Decreto Ley 8/2020, se estableció una medida extraordinaria de protección para los trabajadores por la cual, las empresas que hayan acudido a los ERTE deben mantener el empleo durante 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad, a excepción de las empresas en riesgo de concurso de acreedores.

Y el Real Decreto 9/2020 incluyó una nueva garantía del empleo ya que dispuso que ni la fuerza mayor ni las causas técnicas, organizativas, productivas o económicas, podrían considerarse justificativas del despido.

¿Pueden despedirme tras un erte?

Del ERTE al ERE: ¿Despido improcedente?

Sin entrar en mayores detalles, los ERES o despidos fundamentados en causas técnicas, organizativas, económicas y productivas podrían ser considerados como improcedentes — o incluso nulos— y, además, si no se ha observado el mantenimiento del empleo durante 6 meses tras un ERTE, las empresas deberían devolver las ayudas concedidas.

La cuestión que sigue en el aire es: ¿Podría realizar la empresa un ERE o un despido individual alegando causas técnicas, organizativas, económicas y productivas que fueran ajenas a la COVID-19? Para dar una respuesta clara a la cuestión planteada deberemos necesariamente esperar a la interpretación judicial que se haga de la normativa.

Si le ha quedado alguna duda al respecto de esta situación, puede ampliar la información en este enlace.