Economía

Qué debemos saber si seguimos en ERTE

Qué debemos saber si seguimos en ERTE

Actualmente, son muchos los trabajadores que sufren un ERTE. Por eso, es importante conocer a fondo cada una de las situaciones a las que nos enfrentemos laboralmente.

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo, más conocido como ERTE, puede aplicarse por causas organizativas, técnicas, económicas, de producción o incluso, una fuerza mayor como la pandemia que estamos viviendo actualmente.

No obstante, en este caso, las causas son ajenas al empresario ya que están relacionadas con la emergencia sanitaria. Por tanto, la tramitación del expediente es independiente de la situación económica de la empresa y se le considera un ERTE por fuerza mayor.

Qué debemos saber si seguimos en ERTE

¿Qué modalidades de ERTE existen y cuánto tiempo duran?

  • Cuando la empresa solicita la suspensión o paralización de la actividad laboral. En ella debe haber un decreto del gobierno autonómico o central.
  • Cuando se implementa por reducción de la actividad entre un 10% y un 70% de la jornada de trabajo.

En cuanto a la duración, no existe ninguna ley que especifique un periodo de tiempo definido. La empresa es la que decide la duración del plazo mediante una negociación con la plantilla.

Desde Legalitas, nos informan que la duración de los ERTE de fuerza mayor relacionado con el Covid-19 será hasta el 30 de septiembre de 2020. De esta forma, se prioriza la incorporación de los trabajadores con reducción de jornada y la renuncia total y las modificaciones de los ERTE necesita notificación expresa de la Autoridad Laboral, a la TGSS y al SEPE.

Qué debemos saber si seguimos en ERTE

Qué se prohíbe en el ERTE de fuerza mayor

Una de las novedades fundamentales del Real Decreto 24/2020 es que se prohíben varias cosas:

  • La realización de horas extraordinarias.
  • Las nuevas contrataciones, tanto directas como a través de ETT.
  • Las externalizaciones de actividad.

Si la empresa incumple estas prohibiciones, dará a lugar a infracciones que serán seguidas a instancias de la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social.

Por otro lado, sólo se podrán aplicar los ERTE por fuerza mayor si fueron solicitados antes del 27 de junio de 2020. Las empresas que lo hayan llevado a cabo deberán reincorporar a los trabajadores afectados y se primarán los ajustes en términos de reducción de jornada.

Qué debemos saber si seguimos en ERTE

Requisitos para modificar o renunciar los ERTE

Para realizar la renuncia total y modificaciones de los ERTE será obligatorio cumplir estos requisitos:

  • Esta renuncia de forma total al ERTE por parte de la empresa afectada deberá ser comunicada a la Autoridad laboral en el plazo de 15 días desde la fecha de efectos de aquella. Además, procede comunicarlo a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social a la Tesorería General de la Seguridad Social.
  • Se deberán efectuar las variaciones en los datos contenidos en la solicitud colectiva inicial de acceso al desempleo con una previa comunicación al SEPE.
  • Deberá ponerse en conocimiento del SEPE: la renuncia total del ERTE o la suspensión o regularización del pago de las prestaciones que deriven de la modificación de las medidas de regulación temporal de empleo; y todas las variaciones referidas a la finalización de la aplicación del ERTE respecto a la totalidad o parte de las personas afectadas.
  • Se deberá emitir a la TGSS: las comunicaciones habituales referidas al tipo de medida aplicada; la identificación de trabajadores que han sufrido la suspensión del contrato o la reducción de jornada; y los periodos de reinicio de actividad e inactividad.

Una excepción, según nos informan en Legalitas, son los centros en los que esta externalización o contratación sea debido a que fuera imposible no hacerlo por razones objetivas y justificadas, como encontrar a personal formado o capacitado.

Qué debemos saber si seguimos en ERTE

Además