Hogarmania.com
Hogarmania.com

Automóvil

Cómo limpiar y pulir los faros del coche (3 métodos caseros)


Muchos son los cuidados que requiere un coche como, por ejemplo, vigilar que el dibujo de las llantas no esté desgastado o que la presión de los neumáticos arroje los valores correctos.

Sin embargo, hay un elemento al que casi no se le presta atención: los faros del coche. Cuando estos empiezan a arrojar una luz opaca o difuminada, ¡preocúpate!

Te explicamos cómo limpiar, pulir y abrillantar los faros del coche, una labor fundamental para mantener la seguridad de un vehículo.

Si tu coche presenta unos faros deteriorados, sucios, amarillentos o con manchas turbias, conviene que lleves a cabo una labor de pulido, reparación o limpieza, pues no solo se trata de una cuestión estética, ¡también de seguridad!

Por ejemplo, por la noche las luces que emiten los faros son fundamentales para una correcta y segura conducción. Si tienes los faros sucios, amarillentos y opacos, la luz saldrá difuminada y alumbrará de forma ineficiente. Y esto último, incluso puede ser motivo de no pasar la próxima ITV.

El pulido casero que te enseñaremos es una opción cuando los faros no están demasiado sucios y, solo en el caso de que no puedas permitirte un pulido profesional.

Cómo pulir faros del coche amarillentos

El pulido profesional de los faros es la mejor opción para unos faros que están realmente deteriorados.

Métodos caseros para pulir los faros del coche (amarillentos)

Hay quién asegura que los métodos caseros para pulir los faros del coche con pastal dental o bicarbonato de sodio son un bulo. Sin embargo, lo hemos puesto en práctica y debemos decir que ... ¡funcionan!

Eso sí, considera que no se trata de un pulido profesional, aunque el acabado final quede bien resuelto. Lo mejor de estos métodos es que no implican complejidad ni desembolsar un gran coste de dinero.

1. Pulir los faros del coche con pasta dental

Uno de los mejores métodos caseros (y está comprobado) para limpiar y pulir los faros del coche en casa es usar pasta dental. La marca es indiferente y, además, no te llevará mucho tiempo ponerlo en práctica. Solo tienes que seguir estos pasos:

  • 1. Limpia bien los faros del coche con agua y jabón o con un limpiacristales comercial. También puedes utilizar vinagre de blanco de limpieza para esta limpieza.
  • 2. Después, aplica la pasta dental por toda la superficie del faro de forma que quede bien cubierta. Utiliza un trapo o paño de microfibra para esta labor.
  • 3. A continuación, comienza a pulir los faros con el trapo haciendo pequeños círculos hasta homogeneizar toda la superficie.
  • 4. Luego, deja que la pasta dental se seque de 5 a 7 minutos y, después, vuelve a pulir los faros. Si ves que está muy seco, rocía sobre el faro un poco de vinagre y pule.
  • 5. Finalmente, aclara con agua y vuelve a limpiar los faros con agua y jabón.

Cómo pulir los faros del coche con pasta dental

Tras esta labor, puedes aplicar una capa de barniz para faros. El resultado del pulido lo notarás a medida que vayas puliendo.

2. Pulir los faros del coche con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio también será un gran aliado para limpiar y pulir los faros del coche de forma casera. Lo mejor de todo es que solo debes crear una pasta pulidora a base de WD40 (aceite lubricante) y bicarbonato de sodio. Una vez que lo tengas, sigue estos pasos:

  • Limpia bien los faros del coche con agua y jabón.
  • Aplica la pasta por toda la superficie con la ayuda de un paño.
  • A continuación, pule el faro haciendo pequeños círculos durante 10 minutos. Es un trabajo laborioso, pero te aseguramos que merece la pena.

Cómo pulir los faros del coche con lija

Por último, retira el exceso de producto con agua jabonosa y seca toda la superficie con papel de periódico.

3. Pulir los faros del coche con un kit de reparación

El tercer método que te enseñamos arroja un pulido más profesional, ya que emplearemos un kit para pulir faros. Para aplicar este método vas a necesitar: Cinta de carrocero, papel, tres lijas de grano para faros (800, 1200 y 2000), un desengrasante y barniz.

Una vez que tengas todos los elementos, sigue estos pasos:

Empapela el faro

Empapela los faros a conciencia para evitar que la lija dañe la pintura del coche. Es decir, debes tapar con cinta de carrocero y papel todos los bordes que rodean el faro.

Comienza a lijar el faro

A continuación, pulveriza agua en el faro y comienza a lijar con una lija de grano 800. El pulido tiene que ser uniforme, en círculos y debe durar al menos cinco minutos. Si ves que el faro se seca, vuelve a rociar agua para facilitar el lijado. El objetivo de este lijado es quitar todas las imperfecciones.

Una vez que hayas acabado con las zonas rugosas, limpia el faro con papel de cocina y vuelve a lijarlo. Esta vez, utiliza una lija de grano 1200 (más fina). Sigue el mismo método: pule en círculos y de manera uniforme otros cinco minutos. Lo que buscamos es afinar las ralladuras que hemos hecho con la lija 800.

Vuelve a aclarar el faro y utiliza una lija de grano 2000 (la más fina de las tres) para terminar el pulido. Recuerda, hazlo siempre con movimientos circulares durante al menos 5 minutos.

Cómo pulir y dar barniz a los faros del coche

La misión del barniz es transparentar el faro, protegerlo de los agentes externos evitando que se vuelva a estropear.

Aplica barniz en el faro

Una vez que hayas terminado, limpia bien el faro y revisa que la cinta del carrocero y el papel están intactos. En este punto es fundamental que limpies el faro con un desengrasante para que el barniz agarre mejor. Te recomendamos el desengrasante Speedclean, uno de los mejores del mercado.

Es el momento de barnizar, un paso fundamental para que la reparación de los faros dure más tiempo. Nosotros optamos por un barniz acrílico (especial faros).

Ahora bien, a la hora de aplicar el barniz, debes hacerlo en intervalos de 10 minutos y aplicando 2 capas seguidas de barniz en el faro por cada intervalo. Aplicar dos capas seguidas hará que el barnizado quede liso y sin grumos.