Limpieza y orden

Limpiar con bicarbonato

El bicarbonato es uno de nuestros productos favoritos a la hora de limpiar. Su coste económico te ahorrará mucho en otros productos de limpieza. Te mostramos a continuación cómo limpiar con bicarbonato.

ELIMINA EL OLOR DE LA ROPA

Para aquellos que amen la natación estarán acostumbrados al olor del cloro en la ropa, pero esto no tiene porque ser así.

Si añadimos 50 gramos de bicarbonato en polvo a nuestro detergente habitual tendremos unas toallas libres de olor. También se pueden añadir en el ciclo de aclarado. Además, también será muy útil para mantener el pH del agua de la piscina.

LIMPIA LOS ELECTRODOMÉSTICOS

Otra de las aplicaciones que tiene el bicarbonato es que es un gran aliado en la limpieza de electrodomésticos. Por ejemplo, si hacemos un pasta con agua y bicarbonato podremos limpiar la placa vitrocerámica o el horno.

También sirve para desinfectar el fregadero de todos los gérmenes y bacterias que se acumulan. La fórmula es la misma (3 cucharadas de bicarbonato y 1/4 de vinagre blanco). Esparce el bicarbonato en el fregadero, deja actuar unos cinco minutos y, con la ayuda de un cepillo o estropajo frota la superficie. Después rocía el vinagre y deja actuar otros 10 minutos. Después aclara con agua.

ELIMINA LAS MANCHAS DE LA ROPA

Este es uno de los usos más activos del bicarbonato, su poder de eliminar manchas amarillentas de la ropa. Solo necesitas 3 cucharadas de bicarbonato y media taza de vinagre. Frota la prenda con el bicarbonato, luego déjala en remojo en el vinagre. Después de 30 minutos, aclara con agua fría.

LIMPIA EL BAÑO Y LOS AZULEJOS

También lo puedes utilizar para desatascar el desagüe. Echa por el sumidero de tres a cuatro cucharadas de bicarbonato. Después, añade una taza de vinagre y dejálo actuar. Al final, abre el grifo y deja que la presión limpie la tubería (agua caliente).

Además de ambientador, el bicarbonato elimina el moho que se acumula en los azulejos. ¿Cómo? En una botella reutilizable de spray vierte media taza de bicarbonato y llena la botella de agua. Esparce la mezcla por toda la zona afectada. Deja actuar unos minutos y cepilla la zona. Retira los restos con una esponja o trapo húmedo y deja secar.

¿Conoces otros usos del bicarbonato? ¡Cuéntanoslo!

Además