Ventanas

6 consejos para limpiar cristales

6 consejos para limpiar cristales

Tener los cristales limpios es mucho más fácil de lo que piensas. Te mostramos los mejores tips para que consigas mantenerlos relucientes.

Autor: Hogarmania

La limpieza de cristales de una casa es algo que hay que acometer al menos dos veces al año. En función del tamaño y número de ventanas, puede ser una tarea larga o corta de acometer, pero lo que está claro es que será mucho más eficaz si la haces con un mínimo de organización. ¿Quieres conocer los consejos de The Home Academy para limpiar los cristales adecuadamente? ¡Te los contamos!.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el entorno en el que está situada tu casa, ya que en función de ello, las ventanas tendrán un tipo de suciedad. Por ejemplo, en las ciudades, lo normal es que las ventanas tengan una suciedad más grasa, debido a la polución, sin embargo, en el campo la suciedad será principalmente polvo y polen.

6 consejos que harán que tus ventanas brillen relucientes son los siguientes:

1. Busca una fecha idónea. Está claro que limpiar ventanas debe hacerse en el momento propicio. Si has planificado la organización de tu hogar sabrás en qué mes tendrás que iniciar estas limpiezas. Busca, además, un día en el que dispongas de tiempo y hayas confirmado que la previsión meteorológica será propicia, evitando aquellos días de riesgo de lluvia o viento.

2. Prepara todo lo necesario. Piensa cómo vas a cometer la limpieza de los cristales para tener todo apunto. Lo más frecuente es que vayas a necesitar un barreño, esponja, paños, agua, jabón, bayeta especial para secar cristal y una escalera segura.

3. Sigue el protocolo de limpieza de cristales. Éste consiste en limpiar la ventana de dentro hacia fuera para utilizar el agua más limpia en la parte interior de la misma. Igualmente, limpia primero el marco y después pasa a los cristales.

Limpiar el cristal

4. Fíjate en la cantidad de suciedad acumulada en las ventanas y escoge bien los productos de limpieza básicos. Si la ventana está muy sucia tendrás que cambiar el agua con mayor frecuencia y si tiene mucha suciedad grasa será conveniente que añadas un poco de vinagre de limpieza al agua jabonosa. La forma de limpiar la ventana es aplicar con una bayeta agua jabonosa y aclarar bien después. A continuación, seca con una bayeta especial para cristales para evitar que queden marcas.

5. Limpia en orden las ventanas. Esta es la forma de que trabajes con eficacia y no olvides limpiar alguno de los cristales, sobre todo si cuentas con un gran número de ventanas en la casa.

6. Recoge adecuadamente los útiles de limpieza. Como sucede en cualquier tipo de limpieza, encárgate de recoger los útiles y productos que hayas usado y guárdalos ordenados en su lugar correspondiente, limpios y en buen estado para el siguiente uso.

Además