Hogarmania.com

Plantas

Planta murciélago: características y cuidados


La planta murciélago es una planta de interior que requiere más cuidados y atención a los detalles que la mayoría, pero merece la pena. ¡Os contamos sus curiosidades!

Características generales:

  • Nombre común: Planta murciélago
  • Nombre científico: Tacca chantrieri
  • Origen: India y sureste asiático
  • Luz: de luminosos a muy luminoso, nunca sol directo
  • Temperatura mínima: 13ºC (aunque hay alguna variedad que aguanta hasta -3ºC)
  • Riego: mantener el sustrato húmedo
  • Fertilización: cada mes

Descripción

De entre todas las flores peculiares que se puede cultivar, la planta murciélago posiblemente sea la más especial. Nativa de India y parte del sureste asiático, se conoce como la planta murciélago por sus flores granates con bigotes que cuelgan de largas brácteas con forma de ala.

Las flores están sujetas a elevados tallos que asoman sobre un follaje de onduladas y exuberantes hojas verdes. La planta murciélago prefiere un lugar cálido en el interior pero, en verano, puede pasar algunas semanas en un rincón exterior resguardado.

planta murcielago

Cuidados

Para que la planta murciélago esté bonita, cerciórate de que no se seque el sustrato y pulveriza las hojas en verano para humidificarlas. Es una planta glotona, fertilízala mensualmente con un abono foliar en atomizador.

Cuando la planta cope el tiesto original, replántala a uno mayor o divide la planta en primavera.

La planta estará dormida durante el otoño y deberás mantenerla en un lugar seco y cálido hasta la primavera, cuando riegue de nuevo.

Cultivo de semillas

En los viveros o centros de jardinería se venden plantas cultivadas aunque puedes hacerla germinar a partir de semillas.

Planta las semillas a 5mm de profundidad en pequeñas macetas con sustrato para semillas, riégalas y ponlas en un difusor de calor o un lugar con una temperatura entre 15º y 20ºC.

Una vez germinadas, lo que puede suceder entre uno y nueve meses, trasplántelas a recipientes de 7,5cm cuando su tamaño permita manipularlas. En tres años deberías tener una planta florecida.