Hogarmania.com

Plantas

Los kumquat: características y trasplante en contenedor


Iñigo Segurola nos muestra, de forma detallada, las principales características de los kumquat, unos cítricos enanos que cada día se cultivan más en los hogares. A este fruto exótico también se le conoce por el nombre de naranja de la China, naranjo enano o quinoto. Entre sus propiedades destaca su elevado valor energético es elevado y la vitamina C y el ácido fólico.


Los cítricos son plantas que no aguantan las bajas temperaturas. Uno de los que sí es el Poncirus trifoliata.

Para poder cultivarlos en zonas en las que hace frío, normalmente, se recurre a su plantación en contenedores. De esta forma, podremos protegerlos de las bajas temperaturas del invierno.

Los kumquat: características y trasplante en contenedor

No todos los cítricos crecen igual. Los hay de tamaño grande (pomelos, naranjos y limoneros) y, otros, más pequeños (mandarinos y kumquat). Por lo tanto, habrá algunas variedades de cítricos que se adaptarán mejor al cultivo en contenedor.

Cítricos de distinto tamañoEl kumquat es el de la derecha, el más pequeño

Los más pequeños de todos los cítricos son los kumquat. Estas pequeñas frutas son muy ricas, se comen con piel y son las más aconsejables para plantar en contenedor y tenerlas en nuestras terrazas o balcones.

El hecho de ser el cítrico más pequeño de la familia, no significa que no tenga propiedades saludables. Tiene y ¡muchas! Destaca por su contenido en vitamina C, potasio, magnesio y vitamina A.

A la hora de elegir el mejor contenedor, tendremos que tener en cuenta que, los de barro, aunque resultan muy decorativos, tienen mucho peso, lo que dificultará su traslado de un lado a otro de la casa.

Los de plástico o resina son muy recomendables, ya que no pesan casi nada y en el mercado encontraremos una gran variedad de ellos.

kumquat

Una vez elegido el contenedor que mejor vaya con la decoración de la terraza o jardín, ponemos en el fondo unas piedras o unos trozos de una vieja maceta de barro a modo de drenaje.

Añadimos un buen substrato, lo ahuecamos e introducimos la planta en el contenedor. No olvidéis que los kumquat necesitan exposiciones muy soleadas, cuanto más sol, mejor.

Un problema típico de los cítricos es la clorosis. Estas plantas deben ser regadas con agua blanda, así que dejaremos reposar el agua para que la cal se sedimente.

Si regásemos con aguas duras, se generaría una clorosis férrica, que detectaremos al ver que las hojas se amarillean y los frutos no crecen bien.

Los kumquat: características y trasplante en contenedor

Es aconsejable utilizar un abono específico para cítricos, con los que evitaremos la clorosis. Un poco de granulado en la base de la planta hará que año tras año siga creciendo y deleitándonos con sus flores olorosas y sus deliciosos frutos.