Consejos

Gatos y pequeñas mascotas: ¿Pueden convivir con roedores, hurones o tortugas?

Gatos y pequeñas mascotas: ¿Pueden convivir con roedores, hurones o tortugas?

Autor: Hogarmania

La convivencia entre algunas especies de mascotas puede ser dificultosa debido a reacciones instintivas. ¡Descubre con qué pequeñas mascotas puede convivir un gato!

La convivencia entre un gato y otro compañero animal, como otro felino o un perro, suele ser bastante agradable, ya que en estado doméstico son más dóciles y pacientes, y no se muestran agresivos porque no tienen que luchar por obtener alimento.

Sin embargo, debemos tener más cuidado cuando juntamos a nuestro felino con pequeñas mascotas como tortugas, hámsters, cobayas y hurones. Cada animal es diferente y las reacciones instintivas del gato también, porque varían según el tamaño y energía del otro animal.

Descubre qué precauciones debes tomar si tienes un gato y una pequeña mascota.

Gatos y tortugas
Convivencia gatos y tortugas.

Los gatos no son un gran peligro para las tortugas (sobre todo si son grandes) pero debemos vigilar que no jugueteen con ellas. A los gatos les gusta golpearlas con pequeños zarpacillos curiosos y darles la vuelta, y eso puede ser un problema para la tortuga, que generalmente no pueden darse la vuelta ellas solas.

Debemos tener más cuidado si tenemos un perro y una tortuga, ya que es probable que el perro intente morder el caparazón.

Convivencia gatos y tortugas.Las tortugas no son animales de demasiado interés para los gatos.

Gatos y hámsters
Convivencia gato y hámster.

La convivencia entre gatos y hámsters no está recomendada. Estos roedores son muy pequeños y rápidos, y los gatos pueden verlos como un juguete al que zarandear e incluso llegar a meterse en la boca.

Aunque hay casos en los que hámsters y gatos conviven felizmente debemos intentar evitar este tipo de relaciones entre especies tan diferentes.

Convivencia gatos y hámsters.Los gatos ven a los hámsters como juguetes.

Gato y cobayas
Convivencia gato y cobaya.

La relación entre gatos y cobayas suele ser muy buena, a diferencia de la relación entre felinos y otros roedores.

Esta cómoda convivencia se debe al tamaño de las cobayas (al ser más grandes no las ven como un juguete) y a su carácter cariñoso y curioso pero un poco pasota, similar al del gato.

Si tenemos a las cobayas sueltas por casa durante todo el día, debemos controlar que la cobaya no ingiera la comida del gato y que el gato sea amable con su pequeño compañero.

Convivencia de gatos y cobayas.Las cobayas y los gatos suelen ser buenos compañeros.

Gatos y hurones
Convivencia gato y hurón.

En el caso de la convivencia entre hurones y gatos la relación dificultosa puede venir más por el carácter enérgico del hurón. La relación entre las dos especies puede ser cómoda pero el hurón es un animal con mucha energía y muy cariñoso, y es fácil que intente molestar al gato para jugar.

Debemos tener cuidado cuando se estén peleando o jugueteando e intentar calmarlos, porque su forma de ataque es distinto. El hurón utiliza los dientes para atacar y el gato las uñas, por lo que el hurón puede llevarse un buen arañazo.

Para juntar a un gato con una mascota de tamaño pequeño debemos conocer muy bien a nuestro gato para saber cómo se llevará con su nuevo amigo.

Convivencia gatos y hurones.Los gatos tienen que tener paciencia para controlar la energía del hurón.