Hogarmania.com
Hogarmania.com

Salud

El frío y los cambios de estación pueden provocar que tu perro se resfríe, ¡protégele de ello!


Como las personas, los perros también pueden resfriarse, especialmente en los meses más fríos y en los cambios de estación. Aunque no suele ser un problema muy grave, si no se atiende a tiempo y de forma adecuada, un simple catarro puede complicarse.

Por eso, es importante saber detectar los síntomas de los resfriados en perros y aprender a proteger a tu peludo de los catarros. ¡Toma nota de nuestras recomendaciones!

¿Cuáles son los síntomas del resfriado en perros?

Cuando un perro se resfría, suele presentar unos síntomas muy similares a los nuestros:

  • Tos y estornudos frecuentes.
  • Mucosidad y secreciones oculares.
  • Dificultades respiratorias.
  • Cansancio y aletargamiento.
  • Pérdida de apetito.
  • Falta de interés por el juego y la actividad física.

Perro estornudando

Además de estos signos, los perros acatarrados también pueden tener fiebre. Debes tener en cuenta que la temperatura media de nuestros amigos cuadrúpedos oscila entre los 38 y los 39ºC. Por lo tanto, se considera que un perro tiene fiebre cuando su temperatura corporal supera los 39-39,5ºC. Recuerda que el mejor consejo es que visites a tu veterinario en cuanto detectes cualquier anomalía.

¿Cómo proteger a tu perro de los catarros?

No hay mejor tratamiento que la prevención. Si quieres proteger a tu perro de los catarros, sigue los siguientes consejos:

  • Evita los cambios bruscos de temperatura. Procura proteger a tu perro de los choques térmicos y las corrientes de aire, especialmente en los meses más fríos. Durante los meses cálidos, controla el contraste entre la temperatura exterior y las habitaciones climatizadas con aire acondicionado.
  • Protégelo del mal tiempo. Si llueve o hace mucho frío, ponle ropa de abrigo o un impermeable para sacarlo a pasear. Esto es especialmente recomendable en los cachorros, perros de raza pequeña y perros de pelo muy corto.

Perro con una bolsa térmica en la cabeza

  • No lo expongas a mucha humedad. Después de bañar a tu peludo y al volver de la calle los días de lluvia, es importante que lo seques bien con una toalla y un secador para eliminar toda la humedad de su pelaje.
  • Evita el contacto con perros enfermos. Si en los lugares que frecuentas con tu peludo ha habido algún caso de animales con problemas respiratorios, evita visitarlos durante algún tiempo.
  • Cuida su alimentación. Para evitar enfermedades como los resfriados en perros, debes cuidar al máximo la alimentación de tu compañero peludo.

El pienso personalizado, la mejor prevención contra el resfriado

La mejor manera de prevenir los catarros es mantener un sistema inmunitario óptimo. Para ello, debes seguir un estilo de vida saludable, ofreciéndole buenas dosis de actividad física diaria y una dieta sana y personalizada.

El pienso personalizado está formulado a base de ingredientes naturales y garantiza el aporte de calorías y nutrientes que tu perro necesita. Además, adapta su composición a las características y necesidades específicas de cada peludo. Con una rutina de ejercicio diario y una dieta equilibrada ahorrarás a tu amigo cuadrúpedo más de un resfriado.

Perro tapado con la manta de la cama