Cortes y peinados

Alisado japonés

Alisado japonés

Autor:

Alisado japonés. Un alisado liso perfecto y lleno de brillo, sin necesidad de planchas, como el de las mismísimas geishas.

¿Te imaginas mojarte el pelo y que secado al aire quede perfectamente liso? ¿Salir a la calle y que tu peinado se mantenga intacto? Si eres adicta a las planchas de pelo y te encanta llevar el pelo liso siempre perfecto prueba el alisado definitivo japonés, también llambién llamado alisado iónico o termal, un tratamiento de alisado permanente que consigue un acabado liso-tabla muy brillante.

Se puede realizar en todo tipo de cabello. El cambio es espectacular para los cabellos rizados con mucho volumen y en los cabellos ondulados-lisos se consigue una caída y acabado más perfecto. Se puede realizar en todo tipo de larguras, desde largos hasta cortos. Sólo se desaconseja en cabellos que se han sometido a decoloración ya que en estos casos no aguantaría bien el tratamiento. 

Para un resultado perfecto conviene realizar previamente un estudio de calidad del cabello. Informa al peluquero de tus hábitos (uso de secador y planchas, frecuencia de acudir a la peluquería, hidratación del cabello), productos capilares que usas (mascarillas y acondicionadores, lacas o espumas...) y tratamientos realizados (tintes, permanentes, moldeados, alisados). Si tienes la fibra capilar algo estropeada puedes necesitar un tratamiento previo de reparación y en caso de tener el pelo teñido conviene esperar mínimo 2 semanas desde la última aplicación.

Alisado japonés en 3 pasos
  • Paso 1: Champú. Primero se lava el cabello para eliminar restos de lacas o tintes que puedan interferir. Se aclara a fondo con agua caliente para dilatar la hebra del cabello.
  • Paso 2: Alisante. Se aplica una solución reductora alisante, desde la raíz hasta las puntas, que modifica la estructura interna capilar estirando el pelo (se deja actuar 30-45 min según el rizo y largura del cabello). Se cepilla el pelo en recto para un acabado-tabla y se seca al 95% con secador iónico. El final se repasa, mechón a mechón, con planchas de cerámica iónica a 180º para fijar el alisado. Dejar reposar 5-10 minutos.
  • Paso 3: Neutralizante. Se aclara a fondo el cabello con agua fría y se aplica una solución neutralizante sobre el cabello de la raíz a las puntas y se deja actuar 15-30 minutos. Para sellar el alisado se realiza un secado final con cepillo y secador iónico.
Después del tratamiento de alisado japonés
  • No laves el pelo y llévalo suelto durante los 2-3 días siguientes al tratamiento para mantener y fijar la estructura lisa en el cabello.
  • Duración. El alisado tiene una garantía mínima de 6 meses. Para mantenerlo liso, suave y brillante hay que hidratarlo bien con mascarillas, acondicionadores y sérums.
  • Las raíces del pelo que crecen después del tratamiento nacen con su forma natural. Si tienes el pelo rizado se notará más el contraste, conviene que retoques el alisado al de 3-4 meses y en cabellos ondulados más tarde, al de unos 10 meses.
  • El alisado permanente cambia la estructura del cabello. El pelo se estira y además de ultra-liso parece más fino y pierde volumen. Asegúrate de que te quieres deshacer del rizo porque no podrás recuperar su fuerza inicial.
  • El cabello no se encrespa gracias a que el tratamiento elimina la electricidad del pelo.

El precio de un buen tratamiento de alisado japonés ronda entre los 200-400 euros, en función del tratamiento aplicado y de la largura del cabello.

Tags relacionados belleza peinado liso alisado japones