Plantas

Mosca blanca

Mosca blanca

Autor:

La mosca blanca es una enfermedad o plaga que afecta a las plantas, derivada de la aparición de unas pequeñas moscas de color blanco.

La mosca blanca se desarrolla en lugares con un nivel de humedad elevado. Son moscas pequeñas de color blanco difíciles de apreciar a simple vista sobre la planta, ya que suelen situarse en el envés (cara inferior) de las hojas. Se alimentan de la savia, lo que hará que la enredadera se debilite, y generan una sustancia pegajosa. Además de marchitar la planta, sobre los excrementos que dejan las moscas aparecerá un hongo, la negrilla, que la ensuciará dejándola con un aspecto negruzco.

Una forma de comprobar si la planta contiene mosca blanca es sacudir suavemente la hoja o prestar especial atención durante el riego, momento en el que las moscas se acercan a la planta.

En cuanto veamos moscas blancas tendremos que actuar para erradicarlas: Trataremos la enredadera con un insecticida específico contra esta plaga. Es importante utilizar un buen producto y aplicar siempre la dosis indicada por el fabricante. A la hora de pulverizaremos el insecticida sobre el envés de las hojas donde anidan las moscas blancas.

La mosca blanca es una plaga resistente y difícil de erradicar, ya que produce muchas larvas, así que tendremos que repetir el tratamiento una vez a la semana hasta que haya desaparecido completamente.

Las plantas más suceptibles a esta plaga son la gerbera y el abutillón.