Salud

Qué es la leishmaniosis canina

Qué es la leishmaniosis canina

Autor:

La leishmaniosis canina se trata de una enfermedad que padecen tanto perros como humanos.

El agente infeccioso responsable de esta enfermedad se transmite a través de la picadura flebotomos.

Los flebotomos, también conocidos como moscas de la arena, son unos pequeños insectos nocturnos ya que presentan mayor actividad durante el atardecer y la noche. Las hembras de estas moscas, al picar al animal hospedador, transmiten sus huevos a su sangre donde estos madurarán.

Síntomas de la enfermedad

Los principales síntomas que puede presentar un perro infectado son los siguientes:

  • Úlceras y lesiones en la piel
  • Pérdida de peso y de apetito
  • Anemia
  • Diarrea
  • Fallos renales
  • Cojeras

Las lesiones que presenta el perro en su piel normalmente comienzan en su cabeza y posteriormente se extienden al resto del cuerpo.  Conforme avanza la enfermedad podremos observar más síntomas como una progresiva pérdida de peso debido a la pérdida de apetito. También hay casos que presentan atrofia en los músculos faciales. Si la enfermedad está muy avanzada podremos ver que la actividad física del perro disminuye considerablemente.

Detección de la enfermedad

Esta enfermedad es difícil de detectar ya que sus síntomas pueden ser compatibles con otras enfermedades al no ser específicos solo de la leishmaniosis. Además un perro podría simplemente estar incubando la enfermedad y no presentar ningúno de los síntomas. 

Evidentemente si detectamos algún síntoma tendremos que llevar a nuestra mascota al veterinario para que le realice el pertinente análisis en busca de la bacteria en su organismo. En el mercado también existen kits con los que podemos hacer nosotros mismos un primer análisis en caso de dudas. Son sencillos de usar y conoceremos el resultado en 10 minutos.

Tratamiento

El tratamiento para esta enfermedad es algo complejo. Los medicamentos se aplican en regímenes de varias dosis y pueden darse recaídas de la enfermedad tras el tratamiento. Los tratamientos actuales sólo pueden paliar los síntomas que pueda tener el perro pero no eliminar el parásito del organismo. Por eso la prevención es fundamental.

Dos métodos preventivos eficaces y muy recomendables son:

  • Collares impregnado en deltametrina. Estos collares evitarán la picadura de los flebotomos, los agentes transmisores de la enfermedad. Estos collares son fáciles de usar y tienen una eficacia de 6 meses. Si esto se combina con los calendarios de vacunación y revisiones veterinarias pertinentes, nuestra mascota correrá menos peligro de contraer esta enfermedad. 
  • Vacuna contra la leishmaniosis. Esta vacuna contiene proteínas secretadas y excretadas por el parásito Leishmania Infantum que transmite la enfermedad. Se puede usar como método preventivo en perros a partir de los 6 meses.
Tags relacionados perros salud perros