Carnes

Receta de Alitas de pollo asadas al horno

Receta de Alitas de pollo asadas al horno

Karlos Arguiñano elabora en su programa de televisión la receta Alitas de pollo asadas al horno ¡no te las puedes perder!

Los vídeos de Karlos Arguiñano

Ingredientes (2 personas):

  • 10 alas de pollo
  • 1 cucharada de miel
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 1/2-1 cucharadita de pimentón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Elaboración de las alitas de pollo asadas al horno:

Corta las alitas en tres, siguiendo la articulación y elimina la punta que carece de carne. Con un cuchillo retírales las partes sobrantes de piel (lugar en el que se concentra toda la grasa) y extiéndelas sobre la placa de horno.

Pon en un cuenco la miel, la salsa de soja, el pimentón y las cucharadas de aceite. Bate todo bien con un tenedor hasta que quede bien unificado.

Unta las alitas con la mezcla anterior, sálalas e introduce la bandeja en el horno (previamente calentado durante 10 minutos) a 190 grados durante 25 minutos. Retíralas y sirve.

Consejo:

Si quieres preparar alitas fritas, córtalas en tres trozos igual que para asar. Pon aceite (1/2 dedo en horizontal) a calentar en una sartén, aplasta un par de dientes de ajo con un cuchillo, añádelos a la sartén, sala las alitas y añádelas a la sartén. Tápalas para que no salte el aceite y fríelas durante 6-8 minutos (3-4 minutos por cada lado).

Trucos para que las alitas de pollo queden crujientes:

Las alitas de pollo es uno de los platos más recurridos, especialmente si hay niños en casa. ¡Les encantan!

Os damos unos sencillos trucos para que os queden siempre en su punto, con una textura crujiente y deliciosa:

Alitas de pollo asadas al horno

Uno de los trucos más utilizado consiste en rociar un poco de zumo de limón por encima de las alitas antes de meterlas en el horno. De esta forma, se consigue resaltar el sabor del pollo y una textura crujiente.

Si vais a preparar las alitas con algún tipo de salsa, lo mejor es añadirla al final. Una vez cocinadas. De esta forma, conseguiremos un resultado más crujiente y podremos servir la salsa al gusto.

Una vez en el horno, la clave para que queden más crujientes está en hornearlas primero a fuego medio-alto y cuando estén doradas subir el fuego al máximo.

Para ello, lo mejor es precalentar el horno a 220 grados con calor arriba y abaja. Hornearlas a 190 grados durante 10-12 minutos, darles la vuelta y repetir el mismo proceso otros 10-12 minutos. Para darle el toque final, sube el horno a 220º hasta que queden crujientes y doradas, con cuidado para que no se quemen.

Paso a paso de la receta en imágenes:

En la galería de imágenes vemos el paso a paso de estas alitas de pollo asadas al horno de Karlos Arguiñano:

Además