Hogarmania.com

Decorar baño

4 alternativas a las mamparas de baño convencionales


¿Las mamparas convencionales no encajan con la forma de tu baño o tus ideas decorativas? No te preocupes, ¡porque hay diferentes opciones que quedarán genial en tu cuarto de baño y te harán el mismo servicio! Te enseñamos 4 alternativas estupendas a las mamparas de baño convencionales.

La decoración del cuarto de baño es una de las más complicadas del hogar, especialmente si además de bonito, acogedor, limpio y luminoso queremos también que sea práctico y cómodo.

El baño es una de las estancias más pequeñas de la casa, la más húmeda y también la que, en muchas ocasiones, no tiene una forma tan cuadrada como el resto.

Por ello organizar y decorar el baño a nuestro gusto y conseguir que sea una estancia bonita y funcional puede complicarse un poco, sobre todo cuando tratamos con la mampara de la ducha, uno de los elementos más grandes que tiene que adaptarse bien a nuestra rutina y comodidad en el baño.

En este aspecto, a veces, las mamparas de baño convencionales resultan incómodas y poco prácticas, también si, independientemente de la forma y tamaño del baño, tenemos algún tipo de problema de movilidad.

¡Pero no te preocupes! Porque como decimos siempre, todo tiene solución.

A continuación, te dejamos unas cuantas alternativas a las mamparas de baño convencionales para que elijas la que mejor encaja contigo. ¡Toma nota!

Duchas de obra

Las duchas de obra son una buena opción si no te gustan mucho las mamparas de ducha y quieres prescindir de ellas totalmente.

En este caso, se aprovecha la construcción de la estancia para elaborar la ducha de una forma estratégica que no requiera de otros elementos para que el agua se salga y que esté colocada en el hueco perfecto.

Generalmente este tipo de duchas están separadas del resto del baño por una pared y el suelo ligeramente en cuesta para que sea aún más complicado que el agua se salga.

Este tipo de duchas son clave si tienes pensado hacer una buena obra en el baño, ya que nos garantizan una ducha muy bien pensada y cómoda, más adaptada a nuestras necesidades.

Además, es una idea genial también para que juegues con la combinación de los azulejos del baño, y diferenciando la parte de la ducha del resto de la estancia.

Te dejamos algunos ejemplos de duchas de obra para que te hagas a la idea de cómo son y te sirvan de inspiración para personalizar tu cuarto de baño.

Baño con ducha de obra modernaFuente: Pinterest

Baño con ducha de obraFuente: Pinterest

Baño moderno con ducha de obraFuente: Pinterest

Mampara de cristal estática

Si no te apañas con las mamparas con puertas correderas, como suelen ser la mayoría de las mamparas de baño convencionales, puedes colocar una mampara de cristal estática, como si fuera, digamos, una pared de cristal.

De esta manera también dividirás la zona de la ducha del resto del cuarto de baño, y colocada de manera estratégica, impedirás la salida del agua de la ducha sin necesidad de tener, como tal, una puerta que te tape por completo.

Este tipo de opciones son de las mejores para limpiar sin mucha dificultad ni esfuerzo.

Una de las cosas más incómodas de las mamparas de baño convencionales es la complicación que resulta, a veces, limpiar las puertas, especialmente si son correderas.

Con las mamparas de cristal estáticas nos ahorramos ese paso y limpiarlas es tan fácil como limpiar el cristal de una ventana.

Ducha con mampara estática

Ducha con mampara estática de cristal

Mamparas con vinilo

Si para ti lo más incómodo de las mamparas de baño convencionales no es tanto su forma sino la poca intimidad que consigues con ellas, puedes optar por elegir mamparas con vinilo.

De esta manera, ganaremos discreción dentro del baño, y resultará mucho más cómodo compartirlo mientras nos estamos duchando.

Eso sí, ten en cuenta que debes conseguir un vinilo resistente al agua o waterproof, y te recomendamos que sea discreto y vaya acorde con la decoración del resto de la estancia.

Ducha con mampara con viniloFuente: Pinterest

Ducha con mampara con viniloFuente: Pinterest

Puertas abatibles para la ducha

Como te comentábamos lo más común cuando pensamos en mamparas de baño convencionales es pensar en las clásicas con puertas correderas.

Este tipo de mamparas, en muchas ocasiones, debido a la humedad y la cal tienden a atascarse, complicando la salida de la ducha a las personas con problemas de movilidad o con sobrepeso.

Para evitar este tipo de incidentes, lo mejor es colocar una mampara de ducha con puertas abatibles, que se puedan abrir de par en par cuando vayamos a salir.

Sobre este tipo de puertas de ducha, te recomendamos que las elijas de cristal, para que sean más fáciles de limpiar, duraderas y además no resten espacio ni luminosidad a tu cuarto de baño.

Te dejamos unos cuantos ejemplos para que te inspires.

Ducha con puertas abatibles

Baño con puertas abatiblesFuente: Pinterest

Ducha con puertas abatiblesFuente: Pinterest

¿Te han gustado estas interesantes convencionales? ¡Esperamos que te hayan servido para hacer de tu baño una estancia más bonita y práctica!