Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Economía

Enviar un currículum y que no te contesten: ¡Tiene multa!


A la hora de buscar trabajo es habitual mandar decenas de currículos a diferentes empresas, bien sea de manera presencial (dejando en mano) o vía online, por ejemplo adjuntando el currículum en un email o enviándolo a través de portales de empleo.

Ahora bien, tras enviarlo ¿cuántas empresas nos contestan? Según la Agencia Española de Protección de Datos, deberían contestarte todas. Sí, ¡todas!, pues informar sobre la cesión y tratamiento de los datos personales es uno de los derechos más básicos del candidato.

Sin embargo, en la actualidad no todas las compañías responden como deberían. Este "descarte silencioso" tiene multa o, al menos, tiene los días contados, pues la Agencia de Protección de Datos (AEPD) acaba de multar a una empresa española con 2.000 euros (2.370 dólares) por no contestar a un candidato que les remitió su currículum a través de Whatsapp. Esta curiosa noticia fue recogida por el diario especializado Xataka.

La AEPD considera que la empresa incumplió la normativa más básica: no respondió con un mensaje informativo cómo iba a tratar los datos del currículo del candidato ni tampoco aclaró cómo este último podía ejercitar sus derechos ante el responsable de ello.

Nos hemos preguntado el por qué de esta decisión y analizamos, al detalle, cuáles son los derechos fundamentales de un ciudadano cuando envía su candidatura a un puesto de trabajo.

¿Es ilegal que no contesten a tu currículo?

Uno de los derechos más básicos de cualquier trabajador es saber cómo maneja su empresa sus datos personales. Por ejemplo, ¿sabías que una empresa no puede pedirte tu historial médico? Los datos que contiene cualquier historial clínico son datos muy sensibles y están protegidos por uno de los derechos fundamentales de la persona: su derecho a la intimidad.

Con la actual crisis sanitaria, por ejemplo, muchos trabajadores han comenzado a preguntarse si sus empresas les pueden obligar a vacunarse contra la COVID-19. Y la respuesta es no, no pueden. La vacuna es opcional, aunque sí se podría imponer en el caso de que el trabajador desempeñe sus labores en un centro médico público, como ha empezado a aplicar Francia en los últimos meses.

Pero vamos a la cuestión que nos atañe: ¿Qué respuesta nos debe dar una empresa tras enviar un currículo?

Según se establece en el artículo 13 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de Derechos Digitales, toda empresa que reciba de un interesado (persona que envía el currículo) datos relativos y personales sobre él, debe facilitarle al candidato la siguiente información:

  • El responsable del tratamiento estará obligado a informar al afectado sobre los medios a su disposición para ejercer los derechos que le corresponden. Los medios deberán ser fácilmente accesibles para el afectado. El ejercicio del derecho no podrá ser denegado por el solo motivo de optar el afectado por otro medio.

En la resolución de la AEPD respecto a la empresa multada constata lo siguiente: "La recogida de datos de carácter personal a través de formularios incluidos en una página web constituye un tratamiento de datos, respecto del cual el responsable del tratamiento ha de dar cumplimiento a lo previsto en el artículo 13 del RGPD..."

Asimismo, la resolución de la AEPD indica que la compañía debía hacerle constatar al candidato la siguiente información, como mínimo:

  • 1. La identidad del responsable del tratamiento y de su representante, en su caso.
  • 2. La finalidad del tratamiento.
  • 3. La posibilidad de ejercer los derechos establecidos en los artículos 15 a 22 del Reglamento (UE) 2016/679.

¿Es ilegal que una empresa no conteste a nuestro currículo?

¿Qué protocolo debe seguir Recursos Humanos?

Como bien hemos indicado al principio, una empresa debe tomar en serio cómo trata los datos personales de sus candidatos. Esta información que contiene el teléfono, la dirección, el nombre y apellidos completos, la formación, entre otros, es muy valiosa y se considera "delicada" a efectos de la Ley.

Sin ir más lejos, el protocolo que deben seguir para el cumplimiento del deber de informar es el siguiente:

  • Deben informar al interesado, «candidato», sobre dónde van a almacenarse sus datos, para qué van a usarla y cómo se puede ejercer los derechos de cancelación, rectificación u oposición. Esta es la respuesta que todas las empresas deben enviar a sus candidatos como mínimo. Es decir, ellos necesitan este consentimiento, bien sea por escrito o de manera expresa.
  • Deben o pueden almacenar tu currículum por un plazo no superior a 24 meses. Pasado este tiempo o, incluso antes, deben destruir o bloquear tu currículo para impedir su lectura. Si lo has entregado en papel, debería destruirse con una destructora de documentos. Si lo has enviado en formato digital, la empresa debe borrarlo de todos los medios por los que lo recibió y en dónde los almacenó (incluidos discos externos).
  • Por último, todo sujeto de la empresa que haya tenido acceso a esta información (todos los que hayan leído y estudiado tu currículo) deben mantener los principios de confidencialidad.

¿Cuánto tiempo se guarda un currículo según la RGPD?

Los curriculums de los candidatos descartados deben ser destruidos en un plazo inferior a 24 meses.

¿Qué pasa si no consiento el tratamiento de mis datos?

Ahora bien, ¿qué ocurre si hemos optado por otro empleo y decidimos no otorgar el consentimiento de tratamiento de datos personales?

En este caso, la empresa que tiene tus datos debe destruirlos de forma inmediata. Si lo has enviado vía email, por ejemplo, se debe eliminar del correo del servidor.

Protege tu privacidad

En definitiva, si eres una persona que busca trabajo de manera activa, tienes unos derechos básicos que todas las compañías deben poner en ejercicio. Tienes derecho a recibir una notificación porque recuerda, tus datos personales son muy valiosos y no pueden tratarse como si no lo fueran.

En este último inciso, te aconsejamos que cuides tu información personal en la web, tanto en plataformas de empleo como en tus redes sociales. Cualquier filtración de datos personales (hackeos masivos, robo de información personal, "fugas de datos", entre otros.) pueden acabar en la red al descubierto y a merced de cualquier persona que pueda usarlos para su beneficio.

Si te ha gustado este artículo, no dejes de conocer las 8 estafas telefónicas más comunes y cómo evitarlas.