Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Seguridad

¿Cómo funciona una Mesa Electoral? ¿Existen exenciones legales para no acudir?


No acudir a una mesa electoral puede incurrir en delito y conllevar penas de prisión de entre 3 y 12 meses. ¿Cómo funciona una Mesa Electoral? ¿Quién elige a los presidentes, vocales y suplentes? ¿Existen exenciones válidas para no acudir a una Mesa Electoral? Damos respuestas a todas las preguntas.

Cuando se acercan las elecciones presidenciales o autónomas, muchos ciudadanos son partícipes de una Mesa Electoral, ya sea como presidentes de una mesa, vocales o suplementes.

Pero ¿cómo funciona una Mesa Electoral? Es decir, ¿quién decide qué personas deben ir? ¿Existen exenciones para no acudir a una Mesa Electoral? Como bien destacamos, no acudir a una mesa sin causa justificada puede conllevar penas de cárcel de entre 3 y 12 meses. Con la actual crisis sanitaria, ¿cambian las condiciones de elección o participación por el coronavirus? ¿Qué documentos se deben presentar? Te lo explicamos todo a continuación.

Funcionamiento de una mesa electoral

Por todos es sabido que cuando la Mesa Electoral llama a tu puerta, es casi imposible negarse a abrirla. Que te llamen como presidente, vocal o suplente de una Mesa Electoral está avalado y amparado por la Ley. Todo ciudadano cuando cumple la mayoría de edad y hasta los 70 años, siempre y cuando sepa leer y escribir, tiene el derecho y el deber de ser elegido para formar parte de una mesa electoral.

Llegados a este punto, cuando ya hemos sido elegidos, es necesario saber cuál es procedimiento de elección. La respuesta es muy simple y se resume en una sola palabra: Sorteo. Todos los ciudadanos que forman parte de una mesa son elegidos por sorteo. La razón de que los presidentes, vocales y suplentes sean elegidos por sorteo universal radica en la propia Constitución, pues es una forma de prevenir cualquier tipo de fraude electoral. Cuando un ciudadano es elegido recibe la notificación en el plazo de tres días hábiles después del sorteo.

Sin embargo, no todos los ciudadanos ven con buenos ojos ser elegidos como parte de una Mesa Electoral: ¿por qué sucede esto? Es posible que esta elección universal se perciba más como una obligación y no como un deber. Aunque la actividad esté remunerada (se remuneró con 65 euros netos en 2019) implica una serie de responsabilidades que la mayoría de nosotros vemos con poco atractivo.

Causas para no acudir a una mesa electoral

¿Elecciones y pandemia?

Además, con la actual pandemia por la covid-19, se produce también un miedo generalizado, pues muchos cuestionan la seguridad que puede existir en un entorno por donde pasarán cientos de personas en un solo día. De aquí que los motores de búsquedas de Google se hayan inundado con preguntas del tipo: ¿Cómo librarse de una Mesa Electoral? ¿Causas que me libran de acudir a una Mesa Electoral?, entre otros.

Al ser un procedimiento amparado por la Ley, la misma establece cómo debe conformarse, quienes son elegibles a conformarla y, en su caso, quién puede negarse o solicitar la exención de la misma. En este sentido, las alegaciones que se pueden presentar son de diversa índole: motivos familiares, motivos personales y motivos laborales.

En todo caso, cualquier tipo de alegación debe presentarse en el plazo de 7 días y debe ir —siempre— debidamente justificada para que sea atendida por la Junta de Zona, quien determina a su vez si dicha alegación es o no válida. Esta Junta de Zona debe garantizar en todo momento que la persona elegida sea un miembro capaz, física y psíquicamente.

Razones por las que una persona puede eludir la cita

La formación de los miembros de una Mesa Electoral esta compuesta por ciudadanos de entre 18 y 70 años que sepan leer y escribir. La elección de estos ciudadanos es competencia de cada Ayuntamiento.

Primera exención válida

Y aquí viene la primera exención válida. Si la persona elegida tuviera más 65 años, puede manifestar su renuncia en el plazo de 7 días hábiles. Todas las presentaciones deben estar “debidamente documentadas”, tal y como lo recoge el artículo 27.3 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG).

Segunda exención válida

La situación de discapacidad, declarada de acuerdo con el art. 4 del Real Decreto Legislativo 1/2013. Este apartado indica que el interesado debe aportar una declaración de discapacidad, sea del grado que sea, y que esto bastará para la aceptación de la excusa. No hará falta aportar ningún certificado médico en el que se detallen limitaciones u otros.

Tercera exención válida

Estar en una situación de incapacidad temporal para el trabajo, acreditada mediante la baja médica. Recordemos que acudir como vocal, presidente o suplente se considera una actividad laboral retribuida.

Cuarta exención válida

Que el ciudadano tenga la condición de pensionista de incapacidad permanente absoluta y gran invalidez.

Quinta exención válida

Siguiendo la línea anterior, puede pedir la exención de una Mesa Electoral una mujer embarazada, a partir de los seis meses o en periodo de descanso maternal. En este caso, la madre deberá acreditar su condición mediante un certificado médico o copia de su reconocimiento (si estuviera en periodo de descanso por maternidad subsidiado).

Sexta exención válida

Si el ciudadano electo va a ser internado en un centro penitenciario o en un hospital psiquiátrico, también podrá librarse de una Mesa Electoral. Se debe aportar certificado.

Séptima exención válida

Si has formado parte de una Mesa Electoral con anterioridad, al menos en tres ocasiones en los últimos 10 años, también puedes librarte de acudir como miembro.

Octava exención válida

Acreditar debidamente ser víctima de un delito, declarado o presunto, por el que se haya dictado una resolución judicial que permanezca en vigor.

Mesa electoral exenciones válidas

Motivos personales

Aparte de estos 8 motivos, una persona puede librarse de acudir a una Mesa Electoral por motivos personales:

  • 1. Lesión, dolencia o enfermedad física o psíquica, aunque no se le haya declarado como “incapaz para ejercer un trabajo”. El interesado deberá acreditar un certificado medico en el que se detallan sus limitaciones.
  • 2. Estar en condición de pensionista con incapacidad permanente total con factores que impidan ejercer las funciones requeridas.
  • 3. Presentar riesgo durante el embarazo los primeros seis meses de este.
  • 4. La previsión de intervención quirúrgica o de pruebas clínicas que sean muy relevantes para el interesado.
  • 5. Si el ciudadano pertenece a confesiones o comunidades religiosas en las que el ideario o el régimen de clausura resulten contrarios o incompatibles con la participación de una mesa electoral.
  • 6. El cambio de residencia habitual a un lugar situado en otra comunidad autónoma.

Motivos familiares

También existen otras situaciones que pueden librar a un ciudadano de cumplir con una Mesa Electoral y tienen que ver con su situación familiar. Las detallamos a continuación:

  • La condición de madre en periodo de lactancia natural o artificial hasta que el bebé cumple nueve meses. Debe aportarse fotocopia del libro de familia.
  • Para el cuidado de menores de ocho años o de personas con discapacidad física, psíquica o sensorial que sean familiares directos o tengan un grado de consanguinidad de segundo grado (hermanos, abuelos y nietos).

La Junta de Zona también evalúa y tiene en consideración las siguientes excusas:

  • Si el ciudadano electo tiene un evento familiar de especial relevancia, que resulta inaplazable o que en su aplazamiento provoque perjuicios económicos importantes.
  • La condición de ser madre o padre de niños menores de 14 años y cuando el otro progenitor no pudiera quedarse con ellos.

Razones laborales o profesionales

También existen las llamadas “excusas profesionales”, es decir las exenciones laborales, que son las que se otorgan a todos los ciudadanos que, por responsabilidad profesional, no pueden acudir a su cita con la Mesa Electoral de turno.

Por ejemplo: quienes trabajan en los juzgados o las administraciones públicas y tengan funciones electorales ese día, quienes presten servicios de vital importancia en el sector médico, sanitario o de protección civil; quien sea director o jefe de comunicación de los servicios informativos que cubran la jornada electoral o quien tenga que participar en acontecimientos públicos previstos con anterioridad a la convocatoria electoral y no pueda suspender el evento por las pérdidas económicas que implicaría.

Todas las circunstancias anteriores deben acreditarse documentalmente. Como se puede apreciar, las exenciones existen y están todas sujetas a una causa debidamente justificada.

Cómo presentar la excusa e impedimento justificado en una Mesa Electoral

Como venimos diciendo, cualquier excusa que te exima (legalmente) de acudir como miembro vocal, presidente o suplemente, debe enviarse mediante escrito y en el plazo de 7 días ante la Junta Electoral de Zona tras recibir la carta del Ayuntamiento.

La Junta de Zona recibe la excusa y la estudia. Su resolución, bien a favor o en contra, es enviada en el plazo de cinco días. En caso de ser favorable al ciudadano, se produce la sustitución al primer suplente.

Si por cualquier razón o motivo el miembro electo no pudiera acudir a la Mesa, debe comunicarlo con 72 horas de antelación a la Junta de Zona y aportando, claramente, justificaciones válidas.

Tags relacionados hogar economía seguridad