Hogarmania.com

Plantas

Cúrcuma: cultivo y cuidados de esta planta


¿Quieres aprender a cultivar la Curcuma longa? Esta planta conocida como cúrcuma es una variedad que, además de conquistarte por sus rizomas comestibles, lo hará con su bonita floración. Diario dun neno labrego te da las claves para mantenerla en perfecto estado.

Quién no conoce una especie tan consumida en todo el mundo como la cúrcuma. Desde la India hasta los rincones más recónditos del planeta, este rizoma, está presente e muchas de las cocinas de países tan diversos como Italia, España, Grecia, Turquía, China o Perú.

Características y usos de la cúrcuma

La especie, que sale de los rizomas que se desarrollan bajo el suelo de nuestros huertos, jardines o macetas, tiene multitud de beneficios muy interesantes para nuestra salud. Algunas de las propiedades de la cúrcuma son las siguientes:

  • Ayuda a disminuir el colesterol malo
  • Favorece la eliminación de toxinas del cuerpo
  • Es un antiinflamatorio natural
  • Ayuda a reducir el exceso de grasa
  • Es antioxidante
  • Protege el corazón
  • Refuerza el sistema inmunológico
  • Favorece la digestión de los alimentos

La cúrcuma se utiliza para aportar color a nuestros platos pero, además, también nos aportará sabor y aroma. Por norma general, se usa en forma de polvo, que se obtiene rayando los rizomas y dejándolos secar para que pierda toda la humedad.

El cultivo de esta planta es bastante sencillo, lo único que tenemos que hacer es germinar un rizoma para que se desarrolle la planta.

rizomas cúrcuma

La cúrcuma es una planta herbácea que puede llegar a medir un metro o metro y medio, siempre y cuando, tenga las condiciones idóneas de humedad y temperatura.

Para germinar los rizomas, lo único que tenemos que hacer es colocarlos en el substrato con las yemas hacia arriba y los taparemos completamente. Si los rizomas tienen varias yemas, puedes cortarlos y plantarlos para obtener varias plantas.

Ten en cuenta que necesitan espacio para su desarrollo, así que deja la suficiente distancia entre plantas para que estas crezcan y produzcan nuevos rizomas. Entre 60 o 70 cm entre plantas es más que suficiente.

A continuación, vamos a ver cuáles son las condiciones recomendables para que nuestra planta de cúrcuma se desarrolle fuerte y sana y nos proporcione nuevos rizomas para poder utilizar en nuestros platos favoritos.

Cúrcuma: cultivo y cuidados de esta planta

¿Quieres conocer las claves para cultivar con éxito la planta de cúrcuma? Con los consejos de Diario dun neno labrego lo conseguirás.

Climatología

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de cultivar cúrcuma es que es una planta que no va soportar las heladas ni las bajas temperaturas. Así que si la cultivamos en una zona en la que la temperatura en invierno baja de los 15º C, lo mejor es optar por cultivarla en un invernadero o en maceta.

El desarrollo vegetativo de la cúrcuma se produce sobre todo durante los meses de primavera y verano y necesita una buena exposición lumínica evitando la luz directa del sol.

Cúrcuma: cultivo y cuidados de esta planta

El rango de temperaturas idóneo para que la planta se desarrolle correctamente estaría entre los 20-35 grados centígrados.

Suelo

Le gustan los suelos ricos en materia orgánica, que no se apelmacen y que drenen correctamente cualquier exceso de agua que podamos provocar nosotros con los riegos o los provocados por la lluvia. Un suelo demasiado arenoso es pobre en materia orgánica por lo que no será muy recomendable.

También tendremos que tener cuidado con los arcillosos ya que retienen mucho el agua y, por lo tanto, si no tenemos cuidado se pueden producir encharcamientos no deseados en este tipo de cultivo y acabar por pudrir el rizoma o provocar la asfixia de las raíces de la planta.

Un buen abonado previo a la siembra con compost, humus de lombriz o algún tipo de abono de origen animal herbívoro como: vaca, caballo o oveja, le vendrán de lujo.

Riego

El riego es quizás el punto más importante y que más dolores de cabeza nos provoca en el cultivo de cualquier planta. Desde una tomatera a una suculenta, acertar con el punto idóneo de riego es difícil.

Aquí yo te daría un consejo que mi abuela me dijo en más de una ocasión y no sólo es válido para el tema de los riegos. "Menos es más".

cultivo de la cúrcuma

A la cúrcuma le gusta el agua, sí, pero no los encharcamientos como ya te comenté anteriormente. En primavera y verano, riega para que el substrato esté húmedo, y si las temperaturas son muy altas o tenemos una humedad relativa baja, pulveriza las hojas.

Otros cuidados:

Elimina las malas hierbas alrededor de las plantas.

Vigila tus plantas para evitar la proliferación de plagas o enfermedades.

Abona con algún tipo de purín "ortigas, consuelda, etc"

No necesita tutores.

No hace falta realizar podas.

Plagas y enfermedades

Entre las plagas más comunes que pueden afectarle y con las que tenemos que tener cuidado están los pulgones y los ácaros como la araña roja.

Podemos tratarla con infusiones que actuarán como preventivo como, por ejemplo, una infusión de orégano que nos ayudará a que la planta no se vea afectada por el pulgón o la mosca blanca. En el siguiente vídeo te explico cómo prepararla.

Si por el contrario ya tenemos presencia de plaga, tendremos que tratarla con jabón potásico o con aceite de neem. Dos insecticidas ecológicos muy polivalentes que nos serán muy útiles.

En cuanto a enfermedades, no suelen ser muy frecuentes o, por lo menos,, en los años que la llevo cultivando en mi huerto no he observado ningún tipo de problemas en lo que a este aspecto se refiere.

Tenemos que tener cuidado con la podredumbre del rizoma, que se puede producir con los riegos excesivos y con los encharcamientos. Por eso es muy importante tener cuidado con los riegos excesivos.

Para acabar, permíteme un último consejo, si la vas a cultivar en maceta, prioriza que esta tenga un buen diámetro. Así facilitarás que los rizomas se desarrollen mejor y tengas una buena cosecha. Aquí la altura no es importante pero sí el ancho.

Tags relacionados cuidados de plantas