Hogarmania.com
Hogarmania.com

Comportamiento

8 razas de gatos que no maúllan


Los gatos tienen su propia manera de comunicarse entre ellos y con nosotros. Lo hacen por medio de maullidos, bufidos, gruñidos, ronroneos, expresiones corporales como levantar la cola o frotarse. ¿Sabías que los gatos maúllan de forma diferente dependiendo de lo que quieran decir?

Mi gato no maúlla

Hay gatos más maulladores y otros más callados, de la misma forma que también hay perros que no ladran. Todo depende de la personalidad del animal y de su necesidad de comunicarse. Algunas razas son más propensas que otras y esto nos puede ayudar a deducir cómo se comportará pero, por lo general, cada gato es un caso.

Ahora bien, es cierto que si un gato no maúlla nunca puede ser un problema. Es normal que no lo haga durante los primeros meses de vida, ya que se comunican ronroneando. Es importante que nunca le prohibas ni le castigues por maullar, es su forma de comunicarse contigo. Si ves que tu gato no maúlla y te preocupa, te contamos las posibles causas:

Causas físicas

En caso de que se trate de una afonía, suele venir asociada a enfermedades del sistema respiratorio. Puede ser un simple resfriado o puede ser algo más grave.

  • Laringitis. Se trata de una inflamación de la laringe a causa de una infección. También puede darse por una irritación debido a maullidos excesivos. En este caso veríamos más síntomas como tos, salivado excesivo y nauseas.
  • Infección respiratoria. Puede ocurrir por una prolongada exposición al frío, por inhalación de gases dañinos o por un virus existente en algún alimento. Las infecciones respiratorias que más afectan a los gatos son la Rinotraqueitis felina y el Calicivirus felino. Sus síntomas se caracterizan por una tos carrasposa y frecuente, pérdida de apetito, apatía, fiebre y secreción de mucosidad.
  • Bronquitis felina. Es otro tipo de inflamación que afecta directamente a los bronquios. Puede derivar en una inflamación excesiva de la tráquea. Presenta síntomas como letargo, fiebre, ojos llorosos, problemas para respirar, mucosas pálidas y secreción excesiva. Generalmente la causa el maullar intensamente y la exposición durante muchas horas al frío.

Causas psicológicas

  • Estrés. Los gatos se estresan muy fácilmente, la llegad de un nuevo miembro, un cambio de aires o cualquier acontecimiento nuevo que les cambie su rutina les puede afectar. Esto puede llevarles a no maullar, pero verás que lo intenta y no sale ningún sonido.
  • Miedo. El miedo también les puede producir altos niveles de estrés. Puede ser por la presencia de un animal agresivo o por ruidos muy fuertes.
  • Conducta aprendida. Puede que en algún momento le hayas privado de sus maullidos echándole la bronca o gritándole y haya aprendido que no debe hacerlo.

8 razas de gatos que maúllan poco o nada

Bengalí

gatos que no maullan

También conocido como gato leopardo, es una raza de pelo corto que surge del cruce entre un gato doméstico y una gata de leopardo asiático. ¿Y sabías que le encanta el agua? A diferencia de muchos gatos que aborrecen los baños, este minino bengalí aprovecha cualquier charco de agua para mojarse. Se trata de uno de los gatos más exóticos que podemos encontrar ya que tanto su manto de pelo como su fisonomía nos recuerdan a un felino salvaje. No es precisamente silencioso, se le conoce por ser un gato que maúlla bastante. No obstante, la mayoría de sus vocalizaciones se asemejan a un dulce arrullo.

Abisino

gatos que no maullan

Los abisinios son gatos que mantienen una conducta infantil incluso durante su edad adulta. Por esta razón, se caracterizan por ser ejemplares juguetones y traviesos que son difíciles de adiestrar. A pesar de que son demasiado inquietos, estos felinos siempre intentan pedir las cosas por medio de un maullido dulce y tranquilo.

British Shorthair

gatos que no maullan

El "British Shorthair" es uno de las razas de gatos más antiguas de la Historia, ya que desciende de los felinos del Egipto de los faraones. Esta raza posee las siguientes cualidades: alegría, tranquilidad, independencia, afectividad, paciencia, inteligencia, etc. Su carácter ayuda mucho a la hora de evitar que maúllen sin control. Eso sí, precisan pasar bastante tiempo al lado de sus tutores o de su familia. Por esta razón, no pueden quedarse solos en casa durante mucho tiempo.

Gato Azul Ruso

gatos que no maullan

El azul ruso es un gato tranquilo y sociable. Es muy afectuoso con su familia humana, aunque tiende a encariñarse especialmente con uno de sus dueños, al que perseguirá constantemente. Es un poco tímido pero curioso, por lo que no tardará en asomarse ante cualquier visita. Son muy inteligentes, de fácil educación. Su carácter fácil y su predisposición al adiestramiento le hacen ser un gato que no maúlla demasiado.

Cornish Rex

gatos que no maullan

A pesar de que se les considera ejemplares pacíficos y poco maulladores, esto solo se logra si tienen una buena educación y los cuidados correctos. Es un gato afectuoso y bastante sociable que le encanta estar en compañía de niños.

Como la mayoría de los gatos, el Cornish Rex también es un animal más feliz en la compañía de otro gato, especialmente si su familia humana no pasa demasiado tiempo en casa.

Gato del Bosque Noruego

gatos que no maullan

El gato de los Bosques de Noruega es un excelente escalador y le encanta estar en las alturas. Es bastante independiente y muestra grandes dosis de inteligencia pudiendo aprender trucos y juegos. Así mismo se muestra dócil y amable con su entorno familiar. Su carácter tranquilo e independiente lo hacen un felino bastante silencioso.

Persa

gatos que no maullan

A este minino se le conoce como el tigre de sofá por el hecho de ser un gato tranquilo que se pasa el día tumbado en el sofá o la cama descansando y durmiendo. Otro aspecto a conocer de este adorable felino es que le gusta jugar de manera calmada y que le presten atención, por lo que no lleva demasiado bien el quedarse solo en casa. Rara vez verás a un gato persa maullar, son muy silenciosos.

American Shorthair

gatos que no maullan

Tiene su origen en Estados Unidos, en donde se les utilizaba para reducir las plagas de ratones entre la población. Esto provocó que se volviera popular entre las familias y ayudó a que se estableciera como la raza doméstica común de América. No tiende a maullar demasiado para intentar obtener lo que necesita, pues desarrolló otras estrategias con mejores resultados.

Tags relacionados gatos razas de gato