Hogarmania.com
Hogarmania.com

Razas

El gato persa, ¡un gato con pelo largo muy cariñoso!


Este precioso felino de abundante pelo no solo destaca por su cara y nariz achatada sino también por ser un gato mimoso al que le encanta la compañía de su familia.

¿Sabías que coge la comida con la lengua y no con los dientes? Te contamos la razón y muchas curiosidades más sobre este adorable minino. ¡No te lo pierdas!

Nombre: gato persa

Clase: mamífero

Orden: carnívoro

Familia: félido (felidae)

Grupo: Felis silvestris catus

Origen: Irán

Tamaño: entre 40 y 50 cm

Gato persa tumbado en el sofá

El gato persa es una raza felina muy característica por su largo pelo y su cara ancha y aplanada. ¡Pero no sólo eso! También destaca por ser uno de los gatos más cariñosos del planeta y un animal muy perezoso. A continuación te contamos todas las características y curiosidades de este precioso minino.

Orígenes del gato persa

Se trata de una raza creada en el siglo XIX en Inglaterra y se considera descendiente del gato turco de angora y el gato persa auténtico de Irán. Con el tiempo fue perdiendo su fisonomía inicial y se fue convirtiendo en el felino que hoy conocemos, con cuerpos más cortos y pesados, orejas más pequeñas, narices más chatas y diversos colores de pelaje.

Algo curioso es que a lo largo de la historia este gato ha sido asociado a la riqueza, el lujo y la realeza.

Gato persa blanco tumbado

Características del gato persa

Una de las características más peculiares de este felino es su nariz ya que es totalmente chata. Prácticamente no tiene morro y por lo general, suele estar a la misma altura que los ojos. El resto del cuerpo muestra también sus características particularidades, extremidades cortas, cuerpo compacto y un pelaje que puede alcanzar los 20 cm.

Este gato de pelo largo puede medir entre 40 y 50 centímetros de largo y 30 centímetros de altura. En cuanto al peso, suele rondar entre 3 y 7 kilos. Por otro lado, los colores de su pelo pueden ser muy diferentes, desde colores lisos a bicolores o tricolores.

Cómo reconocer un gato persa

En primer lugar, el color no sería una característica clara para diferencias razas de gatos ya que los persas pueden ser de color negro, gris, blanco, crema, lila, etc. Para poder reconocer un gato persa debemos fijarnos en:

  • Su cara aplanada y su nariz achatada
  • Su nariz pequeñita y situada cerca de los ojos
  • Su cola gruesa y peluda
  • Su pelaje suave, largo y fácil de enredar
  • Sus orejas pequeñas y con pelo
  • Las combinaciones de color en su pelaje (suele ser muy habitual)

Gato persa mirando fijamente

Comportamiento del gato persa

A este minino se le conoce como el tigre de sofá por el hecho de ser un gato tranquilo que se pasa el día tumbado en el sofá o la cama descansando y durmiendo. ¡Es un completo perezoso!

Y no sólo eso, suele ser un gato cariñoso (de hecho, está en nuestra lista de los gatos más cariñosos del mundo)y sosegado al que le encanta la compañía y las caricias. ¡Pero cuidado! Como todo gato, no hay que abusar de ellas y acariciarle sin exceso.

Otro aspecto a conocer de este adorable felino es que le gusta jugar de manera calmada y que le presten atención, por lo que no lleva demasiado bien el quedarse solo en casa. Y a pesar de su aparente tranquilidad, al igual que el resto de los gatos, no dudará en enfrentarse a la autoridad si se siente agredido.

Por otro lado, al igual que sucede con todas las gatas, durante el periodo de celo pedirá más atención y tenderá a maullar muy fuerte. Si tienes una felina, ayúdala a calmarse del celo para evitar que se estrese o tenga ansiedad. ¡Es muy importante!

Cómo es el carácter de un gato persa

Este felino engloba muchos aspectos positivos que gustarán a cualquier persona:

  • Es muy cariñoso y sociable
  • Es familiar y se lleva bien con niños
  • Es muy dormilón y perezoso
  • Es tranquilo y sosegado

Gato persa abrazado a su dueña
¿Sabes qué otros gatos son también muy mimosos? Te enseñamos las 9 razas felinas más cariñosas (además de los mestizos). ¡No te las pierdas!

Qué come el gato persa

La alimentación del gato persa es fundamental para evitar que coja sobrepreso u obesidad. Debemos controlarle las comidas con piensos equilibrados y evitando en todo momento darle gominolas o alimentos que le hagan engordar.

Es importante tener en cuenta varios aspectos a la hora de elegir un pienso para gatos persas:

  • Debe ser bajo en grasas
  • Debe contener varias vitaminas: A,E,K y B. La C no hará falta puesto que la produce por sí mismo.
  • Que sea de grano pequeño
  • Y a ser posible, que esté recomendada por un nutricionista o especialista veterinario

El gato persa tiene dificultad para comer

Algo a tener en cuenta es que su particular fisonomía facial y su mandíbula le dificultan coger los granos de pienso con los dientes. Así que es muy común ver cómo utiliza la lengua para comer.

Para poder facilitarle un poco más la hora del manjar, te recomendamos que le ofrezcas un pienso más pequeño y se lo des en pocas cantidades. Esto evitará que tenga un hambre voraz.

Gato persa de cara

Cuidados del gato persa

En primer lugar, si eres de los que suele estar la mayor parte del día fuera del hogar, es mejor que no escojas esta raza como mascota ya que este gato no lleva bien la soledad y prefiere tener compañía. ¡Pero no es la única razón!

El gato persa es un felino que requiere muchos cuidados. Por un lado, es un animal que tiende mucho a lagrimear debido a que su nariz es muy chata. Por ello, es conveniente limpiarle los ojos una vez al díay así, evitar la acumulación de legañas o enfermedades oculares.

Y por otro lado, dado que es un gato muy tranquilo, puede llegar a tener problemas de peso u obesidad.

En lo que se refiere a su pelo, éste puede llegar a medir 20 centímetros y lógicamente es necesario cepillarlo una vez al día para asegurar que tenga una buena higiene y evitar que acumule bolas de pelo en el estómago.

Gato persa gris
Toma nota de cómo evitar tricobezoares o la acumulación de pelo en el intestino del gato.

Cuánto vive un gato persa

El gato persa tiene una esperanza de vida de 15 años aproximadamente debido a que no suelen padecer enfermedades con frecuencia. No obstante, pueden llegar a vivir hasta los 17 años con buenos cuidados.

Curiosidades del gato persa

  • Es un gato cariñoso y familiar al que le encanta la compañía y las caricias.
  • No lleva bien el quedarse sólo en casa por el hecho de que le gusta estar acompañado.
  • Su pelaje es suave y sedoso pero tiende a enredarse fácilmente.
  • No tiene instinto de caza ni curiosidad por investigar lugares ya que esta raza se desarrolló dentro del hogar a lo largo del tiempo.
  • Les cuesta coger la comida con los dientes por su estructura facial y su mandíbula, por lo que come con la lengua.
  • Siempre ha sido asociado con la riqueza y la realeza.

Gato persa en el sofá

Tipos de gato persa

  • Gato persa Himalaya. Felino de ojos azules y pelaje con distinta combinación de colores (rojo, chocolate, gris, azul o lila).
  • Gato persa smoke & shaded. Felino de ojos color cobre y pelaje con diferentes tonalidades ahumadas de color rojo, crema, azul o carey.
  • Gato persa solid. Felino de ojos pardos y pelaje color crema, marrón, blanco, negro, rojo, azul o lila.
  • Gato persa silver & golden. Felino de ojos verdes o azules verdosos y pelaje color gris o plateado.
  • Gato persa particolor. Felino de ojos color cobre brillante y pelaje color chocolate, azul o lila. Suelen ser negros con manchas dispersas por todo el cuerpo.
  • Gato persa bicolor. Felino de ojos color avellana, verde o cobre brillante y pelaje blanco con variedad de colores (rojo, crema, negro, azul o chocolate).
  • Gato persa tabby. Felino de ojos color verde, avellana o cobre brillante y pelaje atigrado con varios colores: crema, chocolate, plata o azul.

Gato persa blanco