Hogarmania.com
Hogarmania.com

Más

Zarigüeya, un pequeño marsupial muy dormilón


¡Os hablamos de las zarigüeyas! Una especie de marsupial que habita en los árboles y bosques del continente americano. Estas especies son muy curiosas por su extraño comportamiento cuando se sienten en peligro. Son capaces de llegar a confundir a los depredadores incluso bajando su nivel cardíaco para que parezca que no están vivas.

Origen de la zarigüeya

La zarigüeya es uno de los marsupiales más antiguos del planeta, hay fósiles de este animal de hace más 65 millones de años, época en la que se extinguieron los dinosaurios y evolucionaron los mamíferos.

zarigüeya

Hábitat de la zarigüeya

Las zarigüeyas son el único marsupial originario del continente americano, actualmente habitan desde Argentina hasta Estados Unidos. Entre las especies de este género se encuentra la zarigüeya de Virginia (Didelphis virginiana), que habita en la mitad sur de Estados Unidos hasta Costa Rica, mientras el resto de especies se distribuyen por la región Neotropical. Prefieren los ambientes húmedos de la jungla y el bosque templado.

zarigüeya

Rasgos físicos de la zarigüeya

Por su aspecto puede parecer un roedor similar a un ratón grande o rata, pero es una especie de marsupial didelfimorfo de la familia Didelphidae. Como los canguros, las hembras tienen un marsupio o bolsa en la tripa en cuyo interior se disponen un número variable de pezones (hasta trece). Tienen el cuerpo macizo cubierto de pelo, hocico alargado, patas cortas y una larga y fuerte cola que le permite desplazarse de rama en rama por los árboles.

Las zarigüeyas suelen medir entre 30 y 50 cm de longitud y pesar entre 2 y 5 kg. Tienen un marcado dimorfismo sexual, los machos pueden pesar el doble que las hembras. Son grandes trepadoras, pero son bastante torpes y lentas caminando en el suelo, por lo que puede llegar a ser bastante peligroso que se encuentren fuera de su espacio.

zarigüeya

Las zarigüeyas usan la técnica de hacerse el muerto ante el peligro de un depredador. Las hembras zarigüeyas además producen un mal olor que utilizan para ahuyentar a otros animales, aunque también atraer a los machos en época de reproducción.

zarigüeya

Comportamiento de la zarigüeya

Una de las características principales en cuanto al comportamiento de la zarigüeya es que es bastante imprevisible, algo nerviosa y activa. Son animales inofensivos pero pueden tener problemas de conducta si no se tienen en buenas condiciones. En estos casos es un error soltarlas, porque se convierten en una plaga peligrosa.

Un rasgo característico del comportamiento de la zarigüeya es su desarrollado instinto de autoprotección. Cuando este animal se siente en peligro vital baja su ritmo cardíaco hasta niveles prácticamente imposibles de detectar, entrando en una especie de coma involuntario. Incluso desprenden mal olor, ponen una mueca de fatalidad, y su cuerpo se queda rígido simulando estar muerta.

Otra cosa asociada con el comportamiento alimentario de las zarigüeyas es que devastan los nidos de aves como el pavo y las aves acuáticas en busca de sus huevos.

zarigüeya

Curiosidades de la zarigüeya

Las mamás zarigüeyas suelen tener camadas de 6 o más crías, aunque puede a las que transporta en su lomo, para no caerse éstas se sujetan al pelo de la madre con las patitas y se enroscan a su cola. Por eso también se le conoce como zorra mochilera, porque carga a sus crías a su espalda como una mochila.

zarigüeña

Los zarigüeyas suelen descansar durante el día refugiados en madrigueras, aunque su fuerte cola le permite descansar colgado de las ramas de los árboles. Son uno de los animales que más duermen, ¡una media de 19 horas al día!

zarigüeya

Son animales nocturnos, descansan de día refugiados en e interior de troncos y cavidades, y salen de noche a buscar alimento.

zarigüeya

Todas las especies de zarigüeyas son omnívoras, come de todo, se alimenta tanto de carne (gusanos, insectos, pequeños vertebrados, crías de ave, roedores, etc.) hasta granos, frutos y plantas. Adicionalmente, el haber sido desplazadas de su hábitat natural hasta los linderos de pueblos y ciudades, las zarigüeyas ingieren también desechos de comida y restos de otros animales. Poseen dientes muy filosos y una mandíbula de fuerza extraordinaria que les permite engullir vorazmente a sus presas.

Tags relacionados animales salvajes