Roedores

Las ratas como mascota: un animal sociable y cariñoso

Las ratas como mascota: un animal sociable y cariñoso

Autor: Hogarmania

Seguro que te sorprende lo comunicativas y amigables que pueden llegar a ser las ratas domésticas. ¡Descubre sus características!

Las ratas (Rattus) son uno de los géneros de roedor más comunes en nuestra sociedad. Aunque socialmente mal vistas en muchas ocasiones, las ratas pueden ser unas compañeras estupendas, ya que son animales muy sociables, cariñosos y comunicativos.

Actualmente es cada vez más común tener ratas como mascotas debido a su cuidado sencillo y su carácter afable.

No obstante, las ratas de pelaje oscuro siguen siendo las más costosas de encajar en la sociedad, al igual que ocurre con otros animales de pelaje negro.

Te contamos las características principales de las ratas y por qué tener una como mascota puede ser beneficioso para ti.

Las ratas: características físicas

Las ratas son roedores de tamaño mediano que poseen las características más comunes de su propia especie: Grandes ojos negros, 20 dedos en total (aunque el pulgar de la mano es bastante rudimentario los demás están totalmente desarrollados) y como característica única, una larga cola sin pelo.

Aunque suele ser el rasgo que más rechazo causa a las personas, la cola de las ratas es tremendamente esencial para ellas, ya que es su fuente de equilibrio y control de la temperatura.

Rata (Rattus)Las ratas tienen unos dedos largos y delgados con unas finas uñas blancas.

Las ratas poseen también cuatro incisivos (característica principal para considerar a un animal que roe roedor), dos arriba y dos abajo que, al igual que los hámsters, los tienen amarillos por naturaleza.

Un cambio en el color de sus dientes implicaría algún tipo de problema de salud. Esta es una diferencia significativa con las cobayas, que deben tenerlos siempre blancos.

Alimentación

Las ratas, al igual que los hámsters, jerbos y ratones, son animales omnívoros, por lo que comen vegetales y carne. Sin embargo, su dieta tiene que tener cantidades moderadas de ciertos alimentos para mantenerse saludables y, pese a la creencia popular, no pueden comer cualquier cosa.

Debemos recordar que los roedores no pueden vomitar (tienen una solapa que cubre su esófago) así que todo lo que ingieran irá directamente a su sistema digestivo. Eso por ello que debemos evitar darles alimentos que les produzcan gases, ya que les cuesta expulsarlos.

Las ratas deben tener siempre a su disposición comida y agua porque necesitan comer cada poco para recuperar la energía que gastan al tener un metabolismo muy rápido y quemar mucho. Por este motivo deben consumir complementariamente alimentos proteicos (cada semana o dos semanas) como jamón york o huevo cocido.

Las ratas, al igual que otros roedores y también que las personas, no producen por sí mismas la vitamina C, así que debemos proporcionarles alimentos que sí la tengan. El pimiento rojo es la mejor hortaliza para ello.

Los roedores (tanto los herbívoros como las cobayas y omnívoros como los hámsters) tienden a la obesidad, así que debemos cuidar la cantidad de alimentos que les engordan que se les proporciona. Lo mejor es que tu veterinario te proporcione una dieta adecuada para tu mascota.

Las ratas deben tener pienso de calidad específico para ratas siempre en su jaula (los vegetales y la carne serán un complemento de su dieta). Pregunta a tu veterinario cuál es el mejor pienso para ellas.

Alimentación de las ratasEl heno es bueno para refugiarse y para alimentarse.

Esperanza de vida

La esperanza de vida de las ratas domésticas es de 3 años, aunque hay especies que pueden alcanzar los 5 años.

Tipos de rata

Existen muchísimas especies de rata diferenciadas por algunas características concretas: pelaje, fisonomía… estas son los tipos o razas más conocidas:

Rata común

Como su nombre indica, son las más comunes tanto como mascota como en libertad. Dentro de la rata común existen dos subtipos diferenciados:

  • Rata parda (Rattus norvegicus)
  • Rata negra (Rattus rattus)

La única diferencia entre ambas es el color de su pelo y que la rata negra puede tenerlo algo más suave. Esta especie no ha sufrido ninguna alteración genética, por lo que son la especie más pura.

Son las más comunes de encontrar en la naturaleza y ciudad.

Rata parda o rata comúnLas ratas pardas tienen un pelaje marrón y áspero.

Rata de agua

Se trata de la rata que encontramos en las orillas de los ríos y espacios húmedos y es natural de la península ibérica. Su aspecto es muy similar al de la rata común y generalmente vive en libertad y no suele tenerse como mascota.

Rata Manx

Las Ratas Manx son más pequeñas, tienen un pelaje más suave que la rata común y su característica principal es que carecen de cola o tienen una muy pequeña, casi una pequeña extensión de su columna.

Rata calva o rata sin pelo

Actualmente la rata calva es uno de los tipos de rata doméstica más comunes, también en nuestro país, debido a su condición exótica y original al no tener ni un solo pelo (más allá de los bigotes y una pequeña pelusa por todo su cuerpo).

Rata sin peloDebemos controlar bien la temperatura corporal de nuestra rata.

Tanto la rata Manx (por su falta de cola) como la rata calva (por su falta de pelaje) son vulnerables al frío, por lo que hay que prestar especial cuidado a su temperatura.

Rata Dumbo

Adquiere su nombre por el adorable personaje de Disney, debido a que, como él, este tipo de rata posee unas grandes y anchas orejas. Estas ratas son más corpulentas y su pelaje es corto y fino y existe una amplia gama tonal entre gris, gris claro, blanco y marrón.

Rata DumboLa rata dumbo tiene unas orejas muy características.

Rata Rex

Son las ratas de mayor tamaño y poseen un pelaje más largo y rizado, de la misma manera que las cobayas Rex. Sus bigotes son cortos y rizados y se tratan de ratas genéticamente modificadas.

Rata rexEl pelo rizado de las ratas Rex es similar al de las cobayas Rex, suave y rizado.

Ducha

Las ratas, a diferencia de los hámsters, deben bañarse y además es algo que generalmente les gusta y relaja. La bañaremos un par de veces al año siempre con champú PH neutro especial para roedores (o champú de bebé) y con agua templada.

No debemos mojarles las orejas ni dejar que les entre nada de jabón en los ojos. Debemos aclararles bien la espuma, para que después puedan lamerse sin ingerir champú, y secarlas muy bien.

Las ratas son animales muy limpios y como la mayoría de roedores suelen limpiarse a sí mismos multitud de veces al día.

Excelentes animales de compañía: No son agresivas

Pese a lo que socialmente siempre se ha dicho, las ratas no son animales agresivos y si se encuentran en un espacio cómodo y reciben los cuidados adecuados y necesarios para estar sanas, son animales muy cariñosos y agradecidos.

Además son muy sociables, tanto con animales como con los humanos.

Rata como mascotaA las ratas les encanta vivir en grupo y dormir juntas.

Son muy curiosas y cotillas

Una de las características principales del comportamiento de las ratas es que son muy curiosas y cotillas, les encanta explorar y conocer nuevos rincones, y necesitan andar mucho en espacios amplios, escalar y respirar aire fresco.

Son muy inteligentes y astutas: pueden aprender trucos

Pese a su pequeño tamaño, las ratas son muy inteligentes, astutas y hábiles y pueden aprender un montón de trucos. Eso sí, probablemente tenga que haber comida de por medio…

Las ratas son muy inteligentesLas ratas son muy listas, rápidas y atentas.