Plantas

Girasol, consejos para su cultivo

Girasol, consejos para su cultivo

Autor:

Vamos a conocer los cuidados del girasol, todo un clásico del verano. Originario de América, estas plantas amarillas las trajeron los españoles a Europa a principios del siglo XVI.

Nombre común: Girasol, mirasol

Nombre científico: Helianthus annuus

Familia: Asteraceae

Origen: América

Ubicación: Exterior

Luz: A pleno sol

Riego: Moderado

Descripción del girasol

El girasol es la alegría del verano, con su rotación mirando al sol. Es una planta anual, que se cultiva por semillas a principios de marzo y florece en verano. Su tallo es robusto, las hojas son anchas y ovaladas, la cabeza es ovalada, con el fondo marrón oscuro y las lígulas radiales de color amarillo.

Puede llegar a alcanzar los seis metros de altura, aunque lo normal es que mida entre dos o tres metros. También existen variedades enanas, que se pueden cultivar en maceta de unos 40 centímetros. No es exigente en cuanto al tipo de suelo, aunque prefiere los arcillo arenosos.

Los riegos suelen ser moderados y gracias a su raíz profunda puede acceder a una mayor cantidad de agua del suelo. Además, cuando requieren riego lo muestras haciendo descender el follaje y replegando sus corolas.

Cultivo del girasol

La época de siembra para el cultivo de secano dura aproximadamente un mes desde el inicio del verano. Aunque prefiere los suelos arcillosos, lo imprescindible es que el suelo tenga un buen drenaje. Se cultiva mediante semillas, que plantaremos en marzo. Además, son muy resistentes a las plagas y enfermedades.

Si queremos cultivar nuestros propios girasoles, plantaremos las semillas a unos cinco o seis centímetros de profundidad y germinarán entre los días siete y quince después de su plantación, dependiendo de la temperatura. Florecerán entre julio y agosto. Después, cortaremos y dejaremos secar la planta antes de recolectar sus pipas.

Las pipas de girasol son un vicio para muchos, aunque no es el único uso de esta planta. Además, se utiliza para hacer aceite para uso alimenticio, para hacer biocombustible o como colorante. Además, las raíces de los girasoles pueden limpiar la tierra de metales pesados por los que fueron usadas para tratar el terreno próximo a la central nuclear de Chernobyl. También es utilizado como planta medicinal por sus propiedades desintoxicantes.