Consejos

Cómo lavar el pelo después de un día de playa

Cómo lavar el pelo después de un día de playa

Conseguir que el cabello luzca sano y con brillo es mucho más sencillo de lo que parece si se tienen en cuenta una serie de recomendaciones. ¡No te las pierdas!

El cloro de la piscina, el salitre del mar, el sol y las altas temperaturas causan estragos en el pelo. Esto hace que, tras varias sesiones de playa o piscina, nuestra melena luzca dañada y sin brillo.

Desde Hogarmania te proponemos unos sencillos consejos con los que conseguirás que las agresiones de estas semanas de verano no echen por tierra el trabajo realizado sobre nuestro cabello durante el año. ¡Lucir pelazo en verano es posible!

Utilizar el champú adecuado

A pesar de ser algo que hay que hacer durante todo el año, lo cierto es que durante los meses más calurosos del año cobran especial protagonismo aquellos champús con altos niveles de hidratación.

Elegir un champú que nutra el pelo, lo desenrede y que, además, contenga vitaminas para darle vitalidad a las zonas dañadas es lo ideal. Asimismo, es importante conocer y tener en cuenta las particularidades de nuestro cabello para escoger aquel que mejor se ajusta a nuestras necesidades.

No frotar el cuero cabelludo en exceso

Dado que, durante los meses de verano, nuestro cabello está expuesto a agresiones externas es importante no someterlo a más riesgos. Por eso, es aconsejable lavar el pelo aplicando movimientos circulares, utilizando la yema de los dedos y no las uñas. De lo contrario, podemos arañar el cuero cabelludo e incluso arrancar cabellos.

Aclarar bien el pelo

Aclarar bien el cabello es el tercero de los aspectos que hay que tener en cuenta cuando nos lavamos el pelo, ya sea en verano o en invierno.

No solo es importante lavarnos bien el pelo sino también aclararlo. Cuando hemos terminado de aplicarnos el champú es esencial aclararlo bien y no dejar rastro del producto que nos hemos aplicado. De lo contrario, nuestra melena lucirá apelmazada y sin brillo.

Eliminar bien el cloro y la sal

Pasar por la ducha de agua dulce después de habernos daño un baño en la playa es algo que, a pesar de que nos puede dar pereza, debemos hacer para eliminar el cloro y la sal del pelo.

El cloro de la piscina debilita, reseca y oxida la queratina y la melanina del pelo, algo muy similar a lo que sucede con la sal del mar, que puede resecar y el decolorar el pelo.

Evitar ir a dormir con el pelo húmedo

Si bien los profesionales recomiendan aprovechar los meses de verano para reducir el uso del secador y las planchas, lo cierto es que irse a dormir con el cabello húmero no es la mejor de las soluciones.

A pesar de ser algo que hacemos de forma habitual para sobrellevar las altas temperaturas, es perjudicial para la salud del cabello. Irse a dormir con el pelo mojado es la causa de la aparición de hongos en el cuero cabelludo que provocan caspa.

Por ello, si quieres lavarte el pelo y dejarlo secar al aire, es mejor que lo hagas con tiempo suficiente para que se seque antes de que te acuestes.

Además