Pintura

Cómo pintar una silla metálica de exterior


Las sillas métalicas de exterior pueden deteriorarse con el paso del tiempo. Por ello, cada cierto tiempo es importante realizar un pequeño mantenimiento.

Una de los trabajos más habituales para la puesta a punto de este tipo de sillas es el volver a pintarlas.

En nuestro caso, tenemos una silla metálica que ha estado a la intemperie y que se encuentra bastante deteriorada a causa de las inclemencias del tiempo.

Para que vuelva a parecer que está nueva, vamos a ver paso a paso cómo pintarla, y de paso, le cambiaremos el color.

Además, como a causa de estar a la intemperie también tiene ciertas zonas oxidadas, veremos cómo sanearlas y cómo aplicar después el esmalte para que no siga deteriorándose.

Paso a paso para pintar una silla metálica de exterior:

Cómo pintar una silla metálica de exteriorPaso 1
Comenzaremos el trabajo repasando toda la estructura metálica con la herramienta multifunciones provista de una lija especial para metal de grano medio, con el fin de abrir el poro y eliminar el óxido suelto.

En caso de que la zona oxidada sea muy extensa y de difícil acceso, utilizaremos un cepillo metálico para eliminar bien los restos de oxido que pueda tener la silla.

Cómo pintar una silla metálica de exteriorPaso 2
A continuación, retiramos el polvo y pasamos un trapo humedecido en alcohol, de forma que la superficie quede preparada para su posterior pintado.

Cómo pintar una silla metálica de exteriorPaso 3
En el mercado, encontraréis una gran variedad de colores entre los cuales podéis elegir el que más os guste o mejor se adapte al entorno donde vayáis a colocar la silla.

Nosotros vamos a pintarla con un esmalte sintético rojo brillante, especial para muebles y objetos de metal que están a la intemperie.

Cómo pintar una silla metálica de exteriorPaso 4
Antes de dar color, mezclamos el producto con un 10% de disolvente especial para esmaltes sintéticos, tal y como nos indica el fabricante.

Cómo pintar una silla metálica de exteriorPaso 5
Después, con una pistola para pintar aplicamos en la estructura metálica dos manos de esmalte, respetando el tiempo de secado entre ambas.

Cómo pintar una silla metálica de exteriorPaso 6
Ahora sólo nos queda colocar la silla en el lugar que hayamos elegido y disfrutar de ella, con la seguridad de que estará perfectamente protegida.

De esta manera os hemos enseñado en Bricomanía cómo pintar una silla metálica de exterior.

Más trabajos sobre cómo restaurar sillas metálicas de exterior

Además de este trabajo sobre cómo pintar una silla metálica de exterior, también tenemos otros dos briconsejos sobre el mismo tema.

En este primer trabajo os mostramos paso a paso cómo renovar el aspecto de la silla aplicando la pintura todo terreno.

Pintar silla metálica con pintura todo terrenoSe trata de una silla de exterior que tiene la pintura muy deteriorada, y gracias a unos sencillos pasos podremos devolverle el aspecto original que tenía.

Además, vamos a utilizar pintura todo terreno en spray que es muy fácil de aplicar sobre la silla y es apta para cualquier material.

En este segundo trabajo nos encontramos también con una silla metálica con la pintura muy deteriorada, con óxido y además presenta algún desperfecto.

Para renovar su aspecto, los pasos a seguir son muy parecidos a los que hemos visto anteriormente. Pero en el caso de los desperfectos tendremos que utilizar masilla reparadora.

Renovar silla metálica de exteriorBasta con amasar la masilla con los dedos y después aplicar el producto en la zona deseada dándole la forma que necesitemos.

Así podremos reconstruir las zonas que tengan desperfectos y lograremos que la silla metálica parezca nueva.

Como podéis ver, si tenemos una silla metálica de exterior un tanto deteriorada, con un poco de pintura, un lijado y en ocasiones un poco de masilla reparadora podremos lograr que la silla parezca nueva.

Por último, os mostramos este otro trabajo en el que podemos ver que con un poco de pintura, una silla de hierro de exterior de estilo más clásico puede adquirir un aspecto mucho más moderno.

Restaurar silla de hierroEn este caso el proceso es el mismo que en los trabajos anteriores: lijar la superficie de hierro y después pintarla con el color que queramos.

Si además le añadimos un cojín que convine con el nuevo color de la silla, el resultado es una pieza mucho más moderna, actual y con una apariencia totalmente renovada.

¡No hay excusas para sacarle el máximo partido a las viejas sillas metálicas que tengamos en casa! Gracias a estos sencillos trabajos podremos seguir utilizándolas durante mucho tiempo.