Aperitivos

¿Qué picar cuando te entra el hambre antes de dormir?

¿Qué picar cuando te entra el hambre antes de dormir?

Autor: Hogarmania

Sencillos y prácticos consejos para evitar el picoteo nocturno y alimentos recomendados por la noche.

Los médicos recomiendan no comer nada en las tres horas previas antes de acostarse. Sin embargo, es difícil contenerse cuando llega el momento de relajarse en el sofá después de un largo día de trabajo y comienza “el gusanillo”.

Además, la mayoría de las veces, a la hora de atracar la nevera a altas horas de la noche, nos decantamos por los alimentos más calóricos. Nos excusamos pensando que se trata de una recompensa merecida después de un día duro. Pero, este gesto puede traernos alguna que otra pesadilla debido a una mala digestión, además de pequeños sustos para la báscula.

Trucos evitar el picoteo por la noche

Lo primero que debes hacer es identificar si el hambre es o no real, ya que en la mayoría de las ocasiones confundimos el hambre con ansiedad por la comida o estrés. Para evitar esta confusión, te proponemos una serie de trucos que te ayudarán a vencer a la ansiedad y terminar con el picoteo nocturno:

1. Asegúrate de que le das a tu cuerpo todos los nutrientes que necesita durante el día

La constancia y la organización son las claves de una buena alimentación. Realiza cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. De esta forma, llegarás con menos hambre a las comidas principales y te mantendrás saciado por más tiempo.

Los expertos recomiendan cenar unas tres horas antes de dormir. Mientras que el desayuno y la comida son las comidas principales del día, la cena debe ser ligera y estar basada en proteínas y verduras.

Si seguimos una dieta demasiado estricta o no le damos a nuestro organismo los nutrientes que necesita, es normal llegar a la noche con hambre o ganas de atracar la nevera. Por ello, recomendamos, antes de nada, asegurarse de llevar a cabo una alimentación saludable, variada y equilibrada. Si lo necesitas, puedes consulta a tu médico de cabecera o nutricionista para dar con la dieta que se ajuste mejor a ti.

2. Evita cenar sólo fruta

Es cierto que la fruta es un alimento muy nutritivo y saludable. Sin embargo, si basamos la cena en fruta únicamente tendremos hambre poco tiempo después. Una opción más nutritiva y saciante es acompañarla con un yogur desnatado y semillas.

La cena ideal debe estar compuesta por verduras y proteínas. Estas últimas deben ser el aporte principal, ya que ayudarán a la recuperación del organismo mientras dormimos, sin suponer un exceso de calorías innecesarias.

El pescado, pollo, pavo, tortilla francesa o huevos duros son perfectos para consumir como plato principal durante la cena por su alto contenido en proteínas de alto valor biológico. Para acompañar, una crema de verduras o ensalada. Aquí tienes algunas ideas de recetas para una cena saludable rica en proteínas:

Receta de Salmón a la plancha con ensalada de aguacateReceta de Salmón a la plancha con ensalada de aguacate
Una receta de pescado a la plancha con ensalada ideal para una cena ligera rica en proteínas de calidad.

Receta de Crema de calabaza con gambas y espárragosReceta de Crema de calabaza con gambas y espárragos
Una receta sana con verduras.

3. Bebe agua y toma infusiones antes de ir a dormir

El líquido tiene un efecto saciante que ayuda a controlar el hambre entre horas. Por ello, si te pica el gusanillo por la noche y tus necesidades nutricionales ya están cubiertas, los expertos recomiendan beber un poco de agua y esperar un rato a ver si la ansiedad por la comida desaparece.

Una buena opción para saciar las ganas de comer por la noche es tomar una infusión. Además, una tila, manzanilla o infusión con hierbas relajante te ayudarán a conciliar mejor el sueño.

Picoteo saludable antes de ir a dormir

No todos los expertos coinciden en que comer algo antes de dormir es perjudicial para la salud. Algunos puntualizan que no tiene por qué ser malo siempre que se elijan los alimentos adecuados. En este caso, afirman que, incluso, un poco de proteína de alto valor biológico antes de dormir podría ayudar a la regeneración celular que ocurre durante el sueño, siempre y cuando se combine con actividad física durante el día.

Aquí tienes una lista con productos que puedes tomar para saciar las ganas de comer antes de dormir sin descuidar la línea:

  • Yogur desnatado 0%.
  • Vaso de leche desnatada.
  • 2/3 lochas de jamón cocido o pavo.
  • Un plátano. Su alto contenido en potasio actúa como un relajante muscular que te ayudará a conciliar el sueño.
  • Un puñado de almendras. Ricas en fibra y proteínas ayudarán a la reparación de los músculos que tiene lugar mientras mientras dormimos y nos mantendrán saciados por más tiempo.

¿Qué picar cuando te entra el hambre antes de dormir?