Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Economía

Cesta de Navidad, un regalo y un derecho que tributa a Hacienda


Las cestas de Navidad son un derecho y un regalo del cual también es participe Hacienda. ¿Cómo tributan en el Impuesto sobre las Sociedades? ¿Se puede deducir el IVA? ¿Deben tributar todas las empresas? Respondemos a estas cuestiones.

En Navidad muchas empresas obsequian a sus empleados o clientes con cestas de Navidad. Una tradición que solo se ha visto afectada en grandes crisis económicas, como la crisis financiera Global de 2008.

Sin embargo, la actual crisis sanitaria por coronavirus ha impulsado esta tradición, que ya se contempla como una alternativa fiel y segura a las cenas de empresa por Navidad, un gasto que también es deducible a efectos de Hacienda.

A raíz del auge que supondrán las cestas de Navidad este año, surgen dudas como: ¿Tributan las cestas de Navidad? ¿Se puede deducir el IVA? ¿Consta en la nómina de los trabajadores? ¿Cómo se debe declarar en tal caso? Respondemos.

¿Cómo tributan las cestas de Navidad en el impuesto sobre las Sociedades?

Este gasto extra por parte de la empresa o pymes es deducible en el Impuesto sobre Sociedades. Así se establece en el artículo 15 de la Ley 27/2014, del 27 de noviembre, apartado e) de la LIS. Sin embargo, se deben tener en cuenta dos aspectos fundamentales:

1. En el caso de que las cestas de Navidad se entreguen a clientes o proveedores, solo se podrá deducir el 1 % del importe neto de la cifra de negocio de la entidad en el periodo impositivo.

2. En el caso de que las cestas se destinen a trabajadores, serán deducibles siempre que se realicen con arreglo a los usos y costumbres con respecto al personal de la empresa.

En ambos casos también se deben cumplir el resto de las obligaciones o requisitos: devengos, correlación entre ingresos y gastos y justificación documental. Es decir, al ser un gasto que se realiza de forma anual, es deducible a efectos del IS, siempre y cuando se pueda demostrar el gasto mediante facturas.

Cesta de Navidad, un regalo y un derecho que tributa a Hacienda

¿Se puede deducir el IVA de las cestas de Navidad?

La respuesta es no. En este caso se establece que este gasto extra por parte de la empresa no podrá ser deducible de los bienes o servicios destinados a las atenciones de clientes, trabajadores o terceras personas.

Es decir, no se puede deducir el IVA de las cestas o regalos de Navidad porque se tratan de bienes destinados al uso privado del personal de una empresa. En todo caso y principalmente, se deducen como un gasto en el Impuesto de Sociedades.

Excepciones

Las muestras gratuitas y los objetos publicitarios entregados a clientes y proveedores no estarán sujetos a IVA si llevan de forma visible e indeleble el nombre de la empresa.

Y, para que se produzca esto, el importe de estos objetos y muestras no deberá ser superior a 200 euros.

Cesta de Navidad, un regalo y un derecho que tributa a Hacienda

¿Cómo se deduce en la nómina de los trabajadores?

Al ser retribuciones en especie, no exentas, deben incluirse en la nómica de los trabajadores. Así lo declaran los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

En tal caso, las cestas o regalos de Navidad tributan como un incremento de patrimonio general del IRPF, por lo que su valor debe sumarse al resto de rendimientos que percibe un trabajador durante el año y antes de hacer la declaración de la renta.

En este caso, si recibes una cesta de Navidad debes asegurarte de que se incluya en tu nómina y, posteriormente, que aparezca esa deducción en el certificado de retenciones que te entrega la empresa a efectos de la declaración de la Renta.

No obstante y por lo general, muchas empresas lo contabilizan como un gasto personal y puede no verse reflejado en las nóminas.

Cesta de Navidad, un regalo y un derecho que tributa a Hacienda

¿La cesta de Navidad es un derecho del trabajador?

No se contemplaba como un derecho hasta la ratificación del Supremo por mantener la cesta de Navidad como derecho adquirido de los trabajadores.

En 2019, el Tribunal Superior de Justicia señalaba, tras una serie de sentencias a favor de los empleados, que la cesta de Navidad se convierte en una condición más del contrato laboral.

Pero, debe producirse una condición para que la cesta de Navidad se convierta en un derecho adquirido. Y es que para que se convierta en un derecho del trabajador, éste deberá haberla recibido todos los años, sin excepción ni condicionamiento.

¿Qué ocurre con las empresas de nueva creación?

En este caso, la situación es completamente diferente. Las empresas de nueva creación no podrán deducir este gasto hasta que se conviertan en una costumbre. Una imposibilidad que puede resultar un tanto subjetiva y discriminatoria, pues muchas empresas podrían prescindir de ellas y, por tanto, sus trabajadores también.

Más brindis virtuales y más cestas de Navidad. Es el resumen perfecto para una Navidad en plena pandemia por coronavirus sin olvidar los deberes fiscales que tienen las empresas y los trabajadores.