Hogarmania.com
Hogarmania.com

Cocinas y baños

6 pasos para limpiar la cocina a fondo


Limpiar la cocina a fondo y en tiempo récord es sencillo siguiendo seis sencillos pasos: limpiar, desengrasar, desinfectar, repasar, secar y ventilar.

Te mostramos cómo limpiar tu cocina a fondo con una guía muy sencilla.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

La cocina es uno de los lugares más conflictivos de casa, especialmente a la hora de limpiar. Si sueles llevar una rutina de limpieza semanal o quincenal tu cocina no debería estar muy sucia.

Sin embargo, si no tienes muy claro en qué orden limpiar, esta es la guía definitiva para limpiar la cocina a fondo y sin mucho esfuerzo. De hecho, solo es cuestión de tener una buena organización y de saber por dónde empezar.

Cómo limpiar la cocina (6 pasos)

Elimina la suciedad de la cocina rápidamente con los siguientes trucos:

Paso 1
Vierte un limpiador casero o un desengrasante potente en todos los armarios y las encimeras de la cocina. Mientras el producto va ablandando la grasa que se acumula, recoge todos los utensilios (platos, vasos, cubiertos, ollas, sartenes) y déjalos en el fregadero o introdúcelos en el lavavajillas.

Si el horno está sucio, rocía una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco y deja que repose. De igual forma, si el microondas está muy sucio, en un bol vierte media taza de vinagre más el zumo de 1 limón. Introduce el bol en el microondas y deja caliente durante 5 minutos.

Paso 2
Cuando hayas terminado de aclarar los armarios, limpia el horno y el microondas. Si aplicas los trucos, la suciedad saldrá más rápido. Si ves que quedan manchas o marcas de los dedos, vuelve a aplicar el desengrasante y limpia siempre de arriba hacia abajo. Vuelve a enjuagar el trapo con agua caliente, exprime bien y aclara la encimera y los armarios.

No te olvides de repasar electrodomésticos como el horno, el microondas, la nevera y otros electrodomésticos como el lavavajillas o la lavadora.

Paso 3
Limpia las zonas de más conflicto: el interior del fregadero. Hazlocon un limpiador natural potente o con un desengrasante como el amoníaco líquido. Usa un cepillito para eliminar la suciedad del sumidero y los bordes de la pila. Después, utiliza un desengrasante para limpiar las juntas y el borde del fregadero.

Otra zona de conflicto son los filtros de la campana extractora. Para ello, lo único que debes hacer es hervir en un cazo un litro de agua más dos tazas de vinagre blanco. Cuando veas que la grasa de los filtros comienza a gotear, retira el cazo y limpia los filtros con agua caliente.

Por último, deja que los filtros se sequen mientras repasar el interior y el exterior de la campana extractora.

Paso 4
Es el momento de fregar los los utensilios, secarlos y guardarlos. Si los has metido en el lavavajillas, aprovecha ese tiempo para limpiar la puerta de la cocina, los cristales y la mesa de la cocina.

Si tienes fruteros, también aprovecha para retirar la fruta mala, desinfectarlo y evitar la proliferación de plagas como los gusanos blancos de la cocina.

Paso 5
Es el momento de limpiar la vitro o la placa. Aplica un limpiador natural o comercial y utiliza un cepillo de dientes para eliminar los alimentos incrustados en los quemadores, tiradores y placas. Elimina la suciedad más persistente con una espátula.

Cuando hayas retirado la grasa más difícil, pasa un trapo humedecido en agua y jabón y vuelve a aclarar. Por último, vacía el cubo de la basura y cambia las bolsas de basura.

Paso 6
Barre el suelo y luego pasa la fregona. Mira el fregadero y las placas por si quedan residuos de grasa. Sacude las alfombras o esterillas. Guarda los utensilios y los productos de limpieza.