Limpieza y orden

Cómo lavar y desinfectar las frutas y las verduras

Cómo lavar y desinfectar las frutas y las verduras

En tiempos de pandemia son muchas las incertidumbres que generan actos tan simples como lavar y desinfectar las frutas y las verduras. Por ello, te damos unas claves para lavar y desinfectar estos alimentos con productos naturales.

Lo primero que debes tener en cuenta es que estos alimentos deben lavarse enteros, es decir, con la corteza o la piel, para evitar así la contaminación cruzada.

Lavar frutas y verduras

Para empezar, no utilices ni jabones ni lavavajillas u otros productos que contengan perfumes o tensioactivos para lavar las frutas y las verduras. Estos productos contienen componentes tóxicos que podrían migrar hacía dentro del alimento.

La opción más sencilla es lavar las frutas y verduras bajo el chorro del grifo con abundante agua fría. Para ello, frota bien la piel para eliminar todos los residuos y otros posibles contaminantes que contenga la fruta o el vegetal. Puedes ayudarte de un cepillo de dientes que ya no utilices o una esponja limpia sin jabón para eliminar todos los residuos de ciertos alimentos como las patatas, sandias, melón u otros.

Lavar frutas y verduras con vinagre

Un elemento natural que puedes utilizar para desinfectar las frutas y las verduras es el vinagre. El vinagre es un excelente producto de limpieza en el hogar y, también, es ideal para desinfectar las hortalizas y frutas.

Sigue estos pasos:

  • 1. Vierte medio litro agua fría en un cuenco.
  • 2. Vierte un vaso de vinagre.
  • 3. Sumerge las verduras o frutas a lavar.
  • 4. Deja que la disolución actúe de 5 a 10 minutos.
  • 5. Luego aclara con abundante agua fría.
  • 6. Sécalas con papel de cocina y listo.

Con este método no solo limpias estos alimentos, también las desinfectas. Otro producto natural que puedes utilizar es el limón, que acompañado de sal será muy eficaz en la eliminación de bacterias.

Para ello, puedes verter medio litro de agua en un cuenco, añadir sal y el jugo de medio limón. Con esta mezcla también podrás lavar y desinfectar estos alimentos.

Desinfectar frutas y verduras con lejía

desinfectar-frutas-verduras-con-lejia

La crisis sanitaria ha ocasionado que el uso de productos que contienen lejía o lavandina, aptos para lavar y desinfectar frutas y verduras, haya proliferado. De hecho, las búsquedas en Internet sobre cómo desinfectar la compra o cómo desinfectar frutas y verduras con lejía se han disparado. Lo cierto es que el uso de la lejía apta para lavar estos productos no es nuevo.

Incluso, desde el Ministerio de Sanidad aconsejan que, si vamos a comer fruta cruda con piel o verdura cruda con piel, las mantengamos durante al menos 5 minutos sumergidas en una disolución de hipoclorito (lejía) en agua fría.

Aunque, estas recomendaciones aclaran que la lejía debe estar etiquetada como “apta para la desinfección de agua de bebida” o “apta para el uso alimentario”. Así que, también puedes desinfectar las frutas y hortalizas de la siguiente forma:

  • 1. Añade una cucharada tamaño postre (4,5ml) de lejía apta para lavar frutas y verduras en 3 litros de agua fría.
  • 2. Sumerge los alimentos y deja que la disolución actúe durante 5 minutos.
  • 3. Aclara con abundante agua fría. Esto es fundamental para evitar que el desinfectante se introduzca en el producto.
  • 4. Sécalas con papel de cocina.

Nunca dejes que las verduras y las frutas estén más de 5 minutos en la disolución, ya que dejarlos mucho tiempo puede hacer perder la calidad nutricional del producto.

Recomendaciones

Después del lavado de las frutas y las verduras evita:

  • Utilizar el mismo cuchillo de cocina con el que cortas carnes y pescados para pelarlos o cortarlos.
  • Meterlos húmedos o mojados en la nevera. Lo mejor es cortarlo en trozos, colocarlos en un túper y después meterlo en la nevera.

Otra recomendación es que laves las verduras o frutas justo antes de consumirlas. También evita dejarlas en remojo, ya que se incrementa el riesgo de contaminación cruzada. Las frutas como las uvas, cerezas o fresas tienden a dejarse en remojo. ¡No lo hagas!

Antes de la pandemia solo bastaba lavar las frutas y las verduras con agua antes de ser consumidas. Ahora puedes hacerlo de más formas. Lo mejor es optar siempre por soluciones caseras y sencillas. Por último pero no menos importante, recuerda lavarte las manos antes de consumir alguna fruta o verdura.

Además