PARTNERS Volvone

Ropa y tejidos

Lavar la ropa de lana a mano (paso a paso)


Las prendas de lana son muy delicadas. Para evitar la aparición de bolitas, que encojan o se estropeen, te proporcionamos una guía para lavar la ropa de lana a mano y obtener los mejores resultados. ¡No te lo pierdas!

Las prendas de lana se caracterizan por ser estar confeccionados con tejidos naturales y que son ideales para otoño-invierno. Sin embargo, esos mismos tejidos las convierten en prendas delicadas que pueden encoger si se lavan a elevadas temperaturas o se pueden estropear si se hace uso de suavizantes comerciales.

Como normal general, para lavar la ropa de lana es mejor hacerlo con agua fría y con un detergente neutro para prendas delicadas. Es aconsejable no retorcer ni estrujar las prendas y aclararla también con agua fría.

Vamos a ver el paso a paso para lavar la ropa de lana a mano

Antes de lavar cualquier prenda a mano, si las manchas son muy duras o están secas, te recomendamos tratar la mancha. Por ejemplo, si son manchas de sangre o amarillas, aplicar productos como bicarbonato de sodio o agua oxigenada, te ayudarán a eliminar la mancha más fácilmente.

Para lavar la ropa de lana a mano, sigue los siguientes pasos:

Paso 1
En un barreño vierte abundante agua fría (o tibia) y sumerge la prenda. Aplica el detergente elegido directamente sobre las manchas que tenga la prenda. Si es una prenda que destiñe, lávala sola.

Paso 2
A continuación, frota delicadamente sobre las manchas del tejido una o dos veces para aflojarla. Aclara y repite la operación si la mancha persiste hasta que se elimine.

Paso 3
En caso de que la prenda esté limpia y simplemente queramos quitarle el mal olor, podemos dejar la prenda a remojo con vinagre blanco unos 30 minutos sin necesidad de frotar.

Cómo lavar la ropa de lana a mano

Paso 4
Después, lava la prenda estrujándola suavemente, no la retuerzas ni estires, y ten cuidado con los abalorios o botones. Por último, aclara con agua fría y repite hasta que el agua esté limpia. Presiona con una toalla para acelerar el secado y seca la prenda en horizontal para evitar que se deforme la prenda.

  • Consejo: si ves que la prenda suelta mucha agua, enróllala en una toalla para quitar el exceso de agua de la prenda.

Las lavadoras actuales permiten lavar casi todos los tejidos e incluso tienen programas específicos para prendas de lana. De modo que, si la etiqueta de lavado de la prenda lo permite y tu lavadora cuenta con un programa para prendas delicadas, podrás lavar la ropa sin problemas en la lavadora.