Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Ropa y tejidos

Cómo mantener perfectos tus bikinis y bañadores


¿Es verano y toca deshacer la maleta con los bañadores y bikinis? ¿Sabes cómo lavarlos para que se mantengan como el primer día? Te enseñamos a lavar tu bikini o bañador favorito para que no pierda color, encoja o pierda elasticidad.

Los biquinis y bañadores son prendas delicadas y sufren mucho debido a la acción de agentes externos como el sol, el salitre, el cloro, la crema solar... Esto, puede hacer que los bañadores se estropeen más rápido que otras prendas. Por eso, es necesario tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán a mantener tus trajes de baño como el primer día.

Consejos básicos para lavar bañadores y bikinis

Antes ver cómo se lavan, te damos unos consejos previos de lavado:

  • Después de su uso, lávalos lo antes posible. De esta manera, evitarás que el cloro de la piscina o el salitre estropeen sus fibras.
  • Es preferible que lo laves a mano y en agua fría.
  • Si eres de los que va a la playa, antes de lavar la prenda elimina los restos de arena que pueden haber quedado.
  • Procura ponerte la crema solar media hora antes de ponerte el bikini, ya que la crema solar hace que se decolore.
  • Es muy importante que leas la etiqueta de la prenda para saber qué tipo de detergente usar o la temperatura adecuada para lavar tu bikini.

Lavar los bikinis y bañadores a mano

Para lavar los bañadores, bikinis o trikinis a mano sigue los siguientes pasos:

  • 1. Quita todas las partes extraíbles de la prenda.
  • 2. Dale la vuelta.
  • 3. En un barreño vierte abundante agua fría y añade un detergente para tejidos delicados.
  • 4. Remueve ligeramente la ropa para que el detergente actúe. Frota suavemente hasta quitar las manchas de crema solar u otros.
  • 5. Evita utilizar suavizantes, ya que no es apto para este tipo de prendas.
  • 6. Escurre la prenda sin retorcerla y al tendedero.

Lavar los bikinis y bañadores a maquina

A la hora de lavarlas en la lavadora, te recomendamos que las pongas dentro de una bolsa de tela: así evitarás que adornos o cierres se enganchen con el resto de la colada.

Usa un detergente a máquina para prendas delicadas que cuide los tejidos y utiliza un programa corto.

Para secar los bañadores, cuélgalos del revés y en la sombra, evitando que el sol directo incida en las telas. Antes de guardarlos, comprueba que estén bien secos, ya que, como seguro que ya sabes, la humedad puede hacer que aparezcan malos olores o estropear las prendas.

Sigue estos trucos y tus bañadores se mantendrán como nuevos verano tras verano.