Ropa y tejidos

Cómo quitar las manchas de slime de la ropa

Cómo quitar las manchas de slime de la ropa

A los peques les encanta este juguete fabricado con colorante, aromatizantes y otros productos. Sin embargo, el slime puede pegarse en la ropa y dejar restos de color muy desagradables. Te enseñamos a eliminar el slime de la ropa.

Antes de aplicar los siguientes trucos de limpieza, retira todo el slime posible de la ropa. Si tienes que rascar, rasca. Ten en cuenta que cuánto antes lo hagas, mejor. Si el slime se seca será más difícil de retirar.

Otro paso fundamental antes de lavar cualquier prenda es leer la etiqueta del fabricante. Si se trata de una prenda delicada, lee qué productos puedes o no aplicar sobre la mancha.

No metas nunca una prenda manchada con slime en la lavadora si no la has tratado antes. El slime podría extenderse a tus otras prendas y ensuciar tu lavadora por dentro.

Quitar slime con jabón

Puedes eliminar el slime de la ropa con tu jabón de ropa habitual o incluso con el jabón que utilizas para lavar los platos. El ácido y las enzimas que contiene el jabón eliminará las manchas de slime. Sigue los siguientes pasos:

  • En seco, retira todo el slime posible de la prenda.
  • En un recipiente vierte agua tibia y jabón.
  • Introduce la parte afectada de la prenda. Deja que el jabón actúe unos 10 minutos y luego frota la prenda. Puedes ayudarte de objetos como una pinza, un cepillo de dientes o un cepillo de ropa para retirar todo el slime que se ha pegado en la prenda.
  • Si el slime no se quita, remoja la prenda en agua caliente y jabón y deja actuar unos cinco minutos más. Vuelve a repetir el proceso de retirar los restos.
  • Lava la prenda con normalidad en la lavadora.

Si el slime ha dejado manchas de color en la ropa, puedes: echar un chorrito de lejía en el lavarropas si es una prenda blanca. Si es una prenda de color, utiliza lejía especial para prendas de color.

Si vas a lavar la prenda a mano, recuerda que, si utilizas productos fuertes como la lejía o tienes la piel sensible, usa siempre guantes.

quitar-manchas-slime-ropa

Quitar slime con vinagre

El vinagre es uno de los productos más eficaces para eliminar manchas de la ropa. ¡Y, también es efectivo con las manchas de slime!

  • Para quitar el slime, vierte vinagre blanco sobre la parte afectada de la prenda. Deja que el vinagre actúe unos minutos.
  • Después, con la ayuda de un cepillo de dientes, frota sobre el slime. Hazlo con movimientos firmes y circulares. Las propiedades ácidas del vinagre disolverán el slime, lo que hace que sea más fácil de retirarlo.
  • Si aún quedan más manchas, repite el proceso. Cuando termines, aplica agua fría sobre la prenda y luego lava en la lavadora o a mano con normalidad.

Quitar slime con limón

El limón es otro producto con excelentes propiedades en la limpieza del hogar. Para limpiar las manchas de slime con limón sigue los siguientes pasos:

  • Corta un limón por la mitad.
  • Frota el limón directamente contra la zona afectada. Las propiedades ácidas del limón disolverán el slime.
  • Cuando ya no queden casi restos, aplica un poco de zumo de limón sobre la prenda de forma que se retiren todos los restos.
  • Enjuaga la prenda con agua fría y lava en la lavadora con normalidad.

Quitar slime de la alfombra

¿Slime seco en la moqueta? Quitar las manchas de slime de la alfombra no es nada fácil, pero tampoco es misión imposible. Primero retira todos los restos de slime de la moqueta. Puedes ayudarte de un cuchillo o una cuchara para raspar los restos.

  • Consejo: si el slime es reciente, puedes ayudarte de unos cubitos de hielo para endurecerlo. Te será más fácil retirarlo.

Después, aspira el área afectada. Luego, puedes aplicar una disolución de vinagre, alcohol o un producto de limpieza para sustancias viscosas. Deja que el producto actúe sobre la mancha unos 10 minutos para que se ablanden los restos de slime y se pueda quitar el color que haya dejado sobre la alfombra. Después, con un paño húmedo, retira los restos que hayan quedado.

Por último, con otro paño, humedecido en agua caliente, enjuaga la zona afectada. Deja secar al aire libre la moqueta. Si las manchas no salen a la primera, repite el proceso.

Además