PARTNERS Volvone

Ropa y tejidos

Lavar y cuidar los tejidos metalizados

Lavar y cuidar los tejidos metalizados

Los tejidos con acabado metalizado están de moda, pero, ¿sabes cómo cuidarlos? En este artículo te enseñamos a lavar prendas metalizadas.

En ropa, calzado y complementos, los acabados metalizados como dorado, plateado o cobrizo dan un toque moderno y futurista. Pero ¿cómo deben cuidarse estos tejidos para mantenerlos en perfecto estado? A continuación te damos unos pequeños consejos para que tus prendas metalizadas mantengan su acabado y no se vuelvan opacas ni pierdan el brillo.

Lavar tejidos metalizados

En general, para cuidar cualquier prenda, es recomendable dar la vuelta a la prenda antes de su lavado para así proteger colores, estampados y acabados especiales. Una vez hecho esto, recuerda que es muy importante leer la etiqueta de cada prenda para conocer la composición del tejido metalizado y cómo debe ser lavado y secado.

No seguir las instrucciones de lavado del fabricante implica que las prendas, generalmente de tejidos muy delicados, acaben dañándose, perdiendo su color y textura original. Si la etiqueta de la prenda indica que solo se debe limpiar en seco, pero aún así quieres lavarla, utiliza agua fría, un detergente especial para prendas finas y delicadas y lava la prenda a mano. Pero, insistimos, siempre es mejor seguir las indicaciones del fabricante.

Si es una prenda de acrílico

Las prendas acrílicas metalizadas pueden lavarse a mano o a máquina, pero siempre con agua fría para no estropear el tejido, a una temperatura no superior a 30º. Si lo lavas en lavadora utiliza un programa corto, con centrifugado suave a bajas revoluciones y un detergente para toda la ropa. Puedes secar la prenda al aire libre o en secadora, pero no la expongas a altas temperaturas. Para plancharla, pon un trapo viejo de algodón entre la base de la plancha y la prenda para no derretir las fibras.

Si es una prenda de poliéster

Es un tejido resistente, que pesa poco y no se arruga; además, cuesta más que las manchas se adhieran a él y se seca fácil y rápidamente. El poliéster puede lavarse a máquina. Para ello, separa las prendas de ropa blanca de las de color y usa un detergente para toda la colada que cuide y respete los tejidos para seguir manteniendo sus propiedades.

Aunque se puede usar la secadora a baja temperatura, es mejor dejar secar tus prendas de poliéster al aire libre sobre una superficie horizontal. Para deshacerte de las arrugas, plánchalas a baja temperatura: si se le aplica mucho calor durante su lavado o planchado, el poliéster puede derretirse… ¡y no queremos que esto nos ocurra!

Si es una prenda impermeable

Los tejidos metalizados que lleven membrana impermeable se pueden lavar en la lavadora utilizando un programa delicado, agua fría y un detergente especial para ropa delicada, evitando detergentes en polvo, suavizantes o lejía que pueden afectar su función, que no es otra que repeler el agua. En caso de manchas, humedecer la zona manchada con agua, aplica un poco de detergente y frota suavemente antes de introducir la prenda.

Estos trucos y consejos te serán muy útiles para el cuidado de tus prendas metalizadas. Además, conservarán su acabado brillante por más tiempo.

Además